viernes, 15 de abril de 2016

ALCANZAR LA PAZ INTERIOR

Nuestra sociedad actual cada vez lleva un ritmo más frenético que  nos empuja  a vivir de manera más rápida y superficial. Nos exigimos demasiado, todo debe ser rápido y perfecto. Vamos dejándonos llevar por esa vorágine sin darnos cuenta hasta que dejamos de lado cosas tan importantes como dedicarnos tiempo a nosotros mismos. Esa exigencia impuesta por el sistema en que vivimos nos hace  acumular tensión, agobios, preocupaciones y remordimientos por no lograr alcanzar tantos objetivos a veces,  irreales e inalcanzables.
alcanza la paz interior

Cargamos con una mochila demasiado pesada sobre nuestros hombros hasta que nuestro cuerpo y mente ya no pueden más y es necesario decir: Stop!!
Alcanzar nuestra  paz interior es esencial. Por eso, de vez en cuando es imprescindible relajarse, respirar profundo, hacer una pausa y reorganizar nuestra escala de valores y prioridades para que todo tenga sentido y forma  en nuestra vida.

QUÉ ES LA PAZ INTERIOR Y CÓMO PODEMOS LLEGAR A ELLA

La paz interior es una sensación de bienestar, intangible pero muy real ya que nos llena de una profunda serenidad y tranquilidad. Alcanzar la paz interior supone principalmente liberarnos de los miedos, prejuicios y emociones que nos desbordan y habitan en nuestro interior.




Pero también significa tener plena consciencia de la vida y sentir la presencia y conexión de nosotros mismos con   el Universo.
alcanzar la paz interior
La paz interior es una sensación de calma en la que dejamos de pelear contra todos esos  pensamientos y emociones negativas que nos desequilibran. Pero ¡ojo!, eso no significa que no existan sino que dejan de controlarnos y de causarnos daño. Supone alejarnos emocionalmente y de pensamiento de todos los problemas y conflictos diarios.
Seguro que pensarás: “eso  es imposible… alcanzar un estado de paz interior que me desconecte de todo no puede ser… la vida tiene demasiada incertidumbre y demasiados reveses  como para poder alcanzar el control emocional” Sí. Es cierto, pero no es imposible. No podemos tener una percepción externa de las cosas que nos ocurren, es decir, no debemos dejar que cualquier  situación tenga  el poder de incidir negativamente sobre nosotros y hacernos perder la serenidad movidos como hojas al viento. Sin embargo, si tenemos una percepción interna de las cosas que suceden en nuestra vida , es decir, si tenemos la percepción de que somos nosotros y sólo nosotros los que tenemos el control de nuestra vida y de lo que nos ocurre, podremos decidir qué guerras vale la pena luchar. De esa manera tomamos las riendas de nuestra vida y podremos aspirar a alcanzar la  paz interior.

En resumen,  la paz interior no es algo que se encuentra a lo largo del camino, sino una decisión personal, es algo que podemos desarrollar asumiendo nuestra responsabilidad y siendo conscientes de  aquellos comportamientos que nos pueden dar serenidad. Elige la paz en todo momento.
PAUTAS PARA ALCANZAR LA PAZ INTERIOR 
1. Reflexión diaria.  Dedica tiempo a explorar tu interior. Busca un hueco todos los días para dedicarte a ti. No se trata de que le des vueltas a tus problemas sino de que practiques la meditación, que intentes reencontrar en tu interior la paz y la serenidad que necesitas. Intenta durante esos momentos desconectar de la negatividad (noticias, televisión, etc.) Se trata de que cada día, saldes cuentas contigo mismo/a. 

2. Simplifica y haz prioridades en tu vida. A veces quisiéramos  que el día tuviese más de 24 horas. Eso es imposible pero podemos simplificar nuestra vida, de manera que aprovechemos mejor cada minuto. Cada cierto tiempo, pregúntate si lo que estás haciendo realmente es lo que te gusta o si estás perdiendo el tiempo inútilmente. En ese momento debemos pensar en cómo simplificar nuestra vida de manera que podamos centrarnos en lo que realmente nos importa y satisface.
3. Evita la crítica y  practica la aceptación. Evita los juicios, prejuicios, etiquetas y críticas negativas o comparaciones. Son el peor enemigo de nuestra paz interior. Por el contrario, busca la empatía, el encuentro y el entendimiento. La crítica es de mentes rígidas y cerradas. Eso no nos conviene, la paz interior se consigue con la sintonía y armonía con el mundo.
4. Acepta los pensamientos y emociones negativas.  No podremos encontrar la serenidad si continuamos batallando contra los pensamientos y emociones “negativas” o querer esconderlos en lo más profundo de nuestra mente. Sí los aceptas,  al vivenciarlo, perderán su influencia sobre ti y lograrás deshacerte de su peso.
5. Aprende a soltar.  A lo largo de nuestra vida vamos acumulando mucho resentimientos y rencores. Estos sentimientos terminan haciéndonos daño y nos mantienen atados de manera absurda al pasado.
6. Practica la gratitud. No dejes que pase un solo día sin sentirte agradecido por algo. Siempre hay algo a lo que dar gracias, solo hay que aprender a valorar las cosas que damos por descontado, como el simple hecho de vivir o de tener a nuestro lado a personas que nos aman y a las que amamos. Cuando empezamos a ser conscientes de ello y  a sentirnos agradecidos por lo que tenemos, en vez de quejarnos por lo que no tenemos, reencontramos un nuevo equilibrio interno.




7. Da sin esperar. Cada vez somos más individualista y egoístas. Damos esperando siempre algo a cambio. Si queremos conseguir la paz interior debemos reencontrar el placer en dar sin esperar sólo por la satisfacción propia de ayudar a los demás.  

“La paz es un estado al cual es necesario llegar.
La paz con nosotros mismos es la primera a realizar.
Mientras no conozcamos este estado, no podemos conocer la paz
y mucho menos darla a otros.
No podemos dejar a nadie tranquilo porque la guerra sucede en nuestro interior.”

Alejandro Jodorowsky 


SÍNTOMAS DE PAZ INTERIOR:


OTROS ARTÍCULOS DE INTERÉS:
Elige la Paz en todo Momento
Cómo Relajarse Antes de un Exámen


Publicado por: MaríaC.L. de la Rosa, Educadora Social