sábado, 16 de abril de 2016

AGRADECE TODO LO QUE TIENES

Muchas veces nos agobiamos desmesuradamente por las cosas que sentimos que no tenemos, por el reconocimiento que esperamos y que no llega o por las metas no alcanzadas. Con frecuencia envidiamos lo ajeno sin valorar todo lo que la vida nos regala. Nos preocupamos mucho más de lo que debemos  y es entonces, cuando la preocupación empieza a convertirse en un hábito.


Solemos percibir y entender  la preocupación como algo positivo, ya que asumimos que de esta manera estamos haciendo gala de nuestra responsabilidad, haciendo frente  y evitando posibles problemas.Cuando pensamos así, nos sentimos relativamente bien al preocuparnos y rechazamos la posibilidad de no hacerlo. Ahora bien, la preocupación es positiva, sólo cuando dura  el tiempo necesario para encontrar una solución y actuar.


A la mente le gusta la seguridad y el confort, tiende a anclarse en lo conocido y predecible. La preocupación es un síntoma de un miedo profundo que experimentas cuando tienes que enfrentarte a lo desconocido. Pero cuanta más atención y energía le das a tus miedos, más preocupación y ansiedad  generas.

valorar lo que tienes para ser feliz
Son nuestros pensamientos los que nos hacen ser como somos. Nuestra actitud mental es el factor determinante de  nuestro destino. El mayor problema que toda persona enfrenta es la elección de los pensamientos acertados. Si somos capaces de realizar correctamente esta elección, estamos en el camino que conduce a la solución de nuestros problemas. Tú puedes cambiar la percepción que tienes de tu "desdichada" vida, si le dedicas unos minutos al día a fijar la atención y a agradecer todo aquello que tienes en tu vida.