domingo, 3 de abril de 2016

NO DIGAS SÍ, CUANDO QUIERES DECIR NO

Hay personas que creen que si dicen "NO", o defienden sus derechos van a perder amistades o tener problemas con importantes perjuicios. Para evitarlo, se somete a los deseos de los demás. Pero aunque parezca que de esta forma evitan problemas, en realidad, los están alimentando hasta que tarde o temprano los conflictos aparecerán para uno mismo y para los demás.
A lo largo de nuestro camino por la vida, son muchos los problemas que se nos van a plantear. Esto es algo inevitable. 






Pero disponemos de diferentes  maneras de actuar y enfrentarnos a ellos:
Podemos luchar contra ellos, o bien, huir del enfrentamiento. Ambas son dos actitudes lícitas dada nuestra capacidad innata de supervivencia. Pero tenemos otra opción como seres humanos racionales y sociales que somos: Solucionar el problema a través de la comunicación interpersonal.
Existen tres estilos posibles de comunicación interpersonal:

  • Estilo Agresivo: Son característicos de este estilo actitudes de pelea, acusación, amenazas y todo los que tenga que ver con agredir a los demás sin tener en cuenta sus sentimientos. La ventaja de este estilo es que nadie se atreve con personas tan agresivas. La desventaja es lógicamente, que nadie quiere tenerlas cerca.
  • Estilo Pasivo: Este estilo es típico de personas que no saben defender sus intereses y se dejan pisar por los demás. La ventaja de esta actitud es que rara vez reciben un rechazo directo por parte de los demás. La desventaja es que la persona va acumulando una gran sensación de resentimiento e irritación al sentir que se aprovechan de ella, lo que aumenta su malestar e inseguridad.
  • Estilo Asertivo: Son personas que defienden sus intereses, expresan su opinión libremente y no permite que los demás se aprovechen de ella. Eso sí, son muy considerados con la forma de pensar y sentir de los demás. La ventaja es que se puede obtener lo que se desea sin ocasionar trastorno ni invadir a los demás, ni sentir ningún resentimiento.



¿QUÉ ES LA ASERTIVIDAD?
Es la habilidad personal que nos permite interactuar y expresar directamente los propios sentimientos, pensamientos y opiniones  defendiendo así nuestros derechos en el momento oportuno y de la forma adecuada, sin negar ni desconsiderar los sentimientos, pensamientos y opiniones de los demás.
Todos y todas tenemos unos derechos asertivos implícitos que la mayoría de las veces olvidamos poniendo en primera línea de fuego a nuestra autoestima. Estos sirven para situarnos de igual a igual con los demás. Es una manera de defendernos de manera inteligente; de respetar y que se nos respete de manera igualitaria y equitativa.
¿CONOCES TUS DERECHOS ASERTIVOS? Léelos a continuación y reflexiona sobre si realmente haces uso de ellos.
RECUERDE SIEMPRE, QUE USTED TIENE DERECHO A:
  1. Ser tratado con respeto
  2. Darse tiempo para tomar una decisión
  3. Cambiar de opinión
  4. Proclamar su independencia
  5. Dudar
  6. No sentirse mal
  7. Cometer errores
  8. Defenderse
  9. No estar de acuerdo con la opinión de los demás
  10. Decir NO, sin sentirse culpable
  11. No ser manipulado y explotado
  12. Preservar su salud
  13. No ser criticado gratuitamente
  14. Crecer y desarrollarse individualmente
  15. Elegir el tipo de vida que sienta que debe de seguir
  16. Solicitar información y ayuda
  17. Que se respete sus decisiones, aunque fuesen muy ilógicas para los demás
  18. Mantener secretos
  19. No hacer lo que no quiere
  20. Exigir como desea o no desea ser tratado
  21. Pedir reciprocidad
  22. No justificar sus comportamientos
Tenlos siempre presentes porque al renunciar a ellos con frecuencia, le estamos enseñando a los demás como aprovecharse de nosotros.




Referencias bibliográficas:"Toda esa gente insoportable" (Francisco Gavilán)