jueves, 26 de mayo de 2016

AMORES PLATÓNICOS

Platón, el famoso filósofo griego, postuló la existencia de un mundo de ideas independientes de la realidad física. Además de esta teoría filosófica, sin él saberlo, dio nombre a un tipo de atracción interpersonal llamada amor platónico.
Se llama AMOR PLATÓNICO al amor basado en la imagen, exenta de base real, que nos hemos formado de otra persona.
El término amor platónico engloba dos conceptos diferentes: 
  • el amor que se siente por una persona inalcanzable: Sería el amor que siente un fan por su ídolo
  • el amor que se siente por una persona que aun siendo alcanzable, presenta unas características o circunstancias externas  que hacen imposible el poder establecer una relación sentimental

En ambos casos, debido a la imposibilidad de poder establecerse un contacto en profundidad se tiende a atribuir cualidades positivas al ser amado sin tener una base real en la que mantenerlas. En cuanto a la existencia de defectos en la persona, no se plantea esa posibilidad.
Aunque los amores platónicos se dan en cualquier edad, por lo general, van perdiendo fuerza con los años. Los amores platónicos se dan con más frecuencia en la pubertad y en la adolescencia, debido a que o bien prácticamente no se ha ha iniciado en el mundo amoroso, por lo que suple esa carencia en su imaginación; o bien proyecta sus deseos no realizados viviendo una relación ideal en su mundo imaginario.
¿CUÁLES SON LOS MECANISMOS QUE NOS LLEVAN A SUPONER CARACTERÍSTICAS DE UNA PERSONA QUE NO CONOCEMOS?
En nuestro contacto con otras personas nos vemos obligados a actuar como psicólogos, suponiendo características de los demás. Así hay caras simpáticas, bonachonas o serias. Es lo que popularmente conocemos como primera impresión. Cuando una persona nos despierta un sentimiento de admiración o de simpatía muy grande, esta sensación es la que determinará la que hagamos una serie de suposiciones sobre esta persona de carácter positivo. Así se inicia el camino hacia el amor platónico.
¿CUÁNDO NOS PERJUDICA EL AMOR PLATÓNICO?
Casi todo el mundo ha vivido o vive un amor platónico con mayor o menor intensidad. Esto no resulta perjudicial siempre y cuando no se lleve a un extremo que interfiera en nuestro correcto desarrollo personal.
Buscar refugio en nuestra imaginación es un recurso habitual para huir de las experiencias frustrantes o desagradables. El peligro es cuando no podemos distinguir entre lo que hemos inventado con nuestra imaginación  de lo que pertenece a la realidad. Los riesgos son la inmadurez y la frustración. Una persona inmadura es, por definición, una persona soñadora, que vive un mundo imaginario. No se puede vivir la vida teniendo como base una meta inexistente, ya que es inventada, irreal y por tanto, inalcanzable. La frustración vendría derivada de la imposibilidad de conseguir a la persona amada, en el caso de poder contactar con ella, del descubrimiento de que la idea forjada no coincide con la realidad.



Publicado: MC. L. de la Rosa, Educadora Social