martes, 17 de mayo de 2016

Los Senderos los Abren los que Caminan

La mayoría de nosotros/as sabemos qué hacer para llevar una vida feliz, saludable y satisfactoria. El problema es que no llevamos a la acción eso que sabemos. Y es que, el hecho de que poseamos conocimiento no nos sirve de nada si no actuamos con decisión en base a eso que sabemos. Es decir, el conocimiento tendrá poder siempre y cuando, lo llevemos a la acción y a la toma de decisiones.




Un carácter fuerte y voluntarioso no radica en hacer lo fácil y cómodo; sino en hacer en todo momento lo que es correcto. Por ejemplo, una persona con carácter de acción cuando llega cansada a casa del trabajo, en vez de  tumbarse en el sofá y ver la televisión, tiene la voluntad y la autodisciplina suficiente para levantarse e ir a contarle un cuento a sus hijos. En vez de remolonear en la cama al despertar, es capaz de ejercitar una gran voluntad, levantarse y salir a hacer deporte.
Tengamos en cuenta que la acción es un hábito y por tanto, cuantas más acciones positivas hagamos, más ánimo tendremos para emprender nuevas acciones.


El camino ideal no viene a nosotros por arte de magia... olvidamos que los senderos los abren los que caminan, no los que esperan. Soñar está muy bien, pero apoyarnos sólo en grandes ideas no es suficiente para convertirte en lo que realmente quieres ser y llevar el estilo de  vida que deseas.
Recuerda que: