domingo, 13 de noviembre de 2016

El Paraíso que Hay en Tí

Cada persona venimos a este mundo con un destino específico; todos tenemos una misión que completar, un mensaje que enviar o algo que conseguir. No estamos aquí accidentalmente sino significativamente para conseguir un propósito. Por encima de todo nuestro trabajo simplemente consiste en crear las circunstancias necesarias para que las semillas que otros nos ofrecen o que nos ofrece la vida misma a través de las experiencias durante el camino, sea bien acogida en la tierra de nuestro universo interior, de nuestro ser. Debemos trabajar nuestra materia prima, nuestra esencia, como lo hace el jardinero para que el paraíso germine.


Os invitamos a leer una maravilloso poema de Oriah Mountain Dreamer, "La Invitación" ... Unas palabras inspiradoras que nos ayuda a evitar la cada vez más cotidiana desconexión con nuestra verdadera esencia... La auténtica conexión con nosotros mismos y sobre todo, que nos acerca a los demás...



LA INVITACIÓN

No me interesa lo que haces para ganarte la vida.
Quiero saber lo que ansías,
y si te atreves a soñar en satisfacer el deseo de tu corazón.

No me interesa tu edad.
Quiero saber si te arriesgarías a parecer como un tonto
por amor, por tus sueños, por la aventura de estar vivo.

No me interesa qué planetas están en armonía con tu luna.
Quiero saber si has tocado el centro de tu pesadumbre,
si las traiciones de la vida te han abierto,
o si te has marchitado y cerrado por el miedo al dolor futuro.
Quiero saber si puedes sentarte con el dolor,
el mío o el tuyo,
sin intentar esconderlo, desvanecerlo o arreglarlo.
Quiero saber si puedes estar con la alegría,
la mía o la tuya,
si puedes bailar con locura y permitir que el éxtasis te llene
hasta la punta de los dedos,
sin advertirnos que seamos cuidadosos, que seamos realistas,
o que recordemos las limitaciones de los seres humanos.

No me interesa si la historia que me cuentas es verdadera.
Quiero saber si decepcionas a otros para serte fiel a ti mismo,
si puedes soportar la acusación sin traicionar a tu propia alma.
Quiero saber si puedes ser fiel, y por lo tanto ser confiable.
Quiero saber si puedes ver la belleza,
aún cuando no sea bella todos los días,
y si puedes originar tu vida desde su presencia.
Quiero saber si puedes vivir con el fracaso,
el tuyo o el mío,
y no obstante pararte a la orilla del lago y gritarle a la luna “¡Sí!”

No me interesa saber en dónde vives o cuánto dinero tienes.
Quiero saber si puedes levantarte después de una noche de pesar y desesperación,
cansado y golpeado hasta los huesos,
y hacer lo que se tiene que hacer por los niños.

No me interesa quién eres o cómo llegaste a estar aquí.
Quiero saber si te pararás en el centro del fuego conmigo sin rehuir.

No me interesa en dónde o qué o con quién has estudiado.
Quiero saber qué es lo que te sustenta desde adentro
cuando todo lo demás desaparece.
Quiero saber si puedes estar sólo contigo mismo,
y si verdaderamente te agrada la compañía que buscas en los momentos vacíos.
Esperamos  que la sabiduría de esta lectura haya abierto tu pensamiento, tus emociones y te sirvan de guía para seguir la senda del camino que te lleva a ese gran tesoro que eres TÚ....  Compártelo si te ha gustado.

"Indiferentes al derrumbe,  
las rosas lanzan su perfume"

A. Jodorowsky