martes, 7 de marzo de 2017

Amor a Primera Vista

Desde un punto de vista espiritual se dice que ya antes de nacer, cada alma ya tiene asignada a su alma gemela de manera predeterminada. La mayoría de las personas piensan que su alma gemela es aquella persona maravillosa de la que te enamorarás a primera vista, nunca discreparás sino que vivirás con ella en una armonía constante como si de algo mágico se tratara. Pero eso no es realista. Lo cierto es que tu alma gemela es la persona  destinada a completarte, la que te ayudará a ser mejor persona  y encontrar tu verdadera esencia. Y esa experiencia no siempre  será agradable.





ENTONCES, ¿CÓMO PODEMOS SABER CUANDO HEMOS ENCONTRADO A NUESTRA ALMA GEMELA?
Los expertos en el tema identifican las siguientes señales que nos lo revelan:

1.  Se comunican sin hablar: Ambas se leen como un libro abierto sin necesidad de hablar; sólo con mirarse. Se intuyen  y conectan de tal manera, que casi uno puede terminar las frases del otro.

2. En tu interior sabes que has encontrado a tu alma gemela, pues nunca habías tenido una conexión semejante con alguien. Llega como un signo revelador y en todo ser lo sabe.

3.  Las dos almas empastan tan bien desde el primer momento que sienten que ya se conocían con anterioridad. Hay una sensación de comodidad entre ellas desde el primer instante. No existen juicios entre ellas porque todo está bien, todas las emociones y pensamientos se comparten sin temor.

4. La química es palpable: No sólo a nivel sexual sino con el simple contacto de sus manos pueden elevarse hacia la más sublime de las sensaciones, aunque haya pasado mucho tiempo ya en la relación.

5. Pero ¡ojo!, como decíamos anteriormente, no todo es agradable y color de rosa. Tu alma gemela te retará como nadie lo ha hecho jamás; porque trae con ella algunas de las lecciones  más difíciles para el alma. Existirán desafíos y retos que fortalecerán su unión. Y de esos tiempos difíciles nace el resorte que ayudará a que cada uno se reencuentre con su yo más auténtico.

6. Tienes sensación de calma interior y seguridad a pesar de las diferencias. Tu voz interior te dice que te encuentras en una relación sana y cómoda donde todo se comparte y se discute de manera madura y abierta. Todo fluye.

7.  Y aunque a veces no se encuentren en el mismo renglón, si compartirán siempre página: Ambas tienen identidades separadas pero  se enfrentan al mundo como uno sólo.

8. Ambas comparten una profunda empatía hasta el punto de llegar a sentir la una,  lo mismo que la otra.

9. Es posible que se hayan conocido con anterioridad, puede que sus caminos se cruzaran años antes, pero el encuentro se produce cuando ambas están preparadas y ha llegado el momento de estar juntas. Ninguna de las dos dudará.

Para terminar, os invitamos a leer detenidamente este maravilloso poema de la poeta polaca Wislawa Szymborska, de una gran belleza... Inspirador...




Amor a primera vista 
Ambos están convencidos
de que los ha unido un sentimiento repentino.
Es hermosa esa seguridad,
pero la inseguridad es más hermosa.
Imaginan que como antes no se conocían
no había sucedido nada entre ellos.
Pero ¿qué decir de las calles, las escaleras, los pasillos
en los que hace tiempo podrían haberse cruzado?
Me gustaría preguntarles
si no recuerdan
quizá un encuentro frente a frente
alguna vez en una puerta giratoria,
o algún “lo siento”
o el sonido de “se ha equivocado” en el teléfono,
pero conozco su respuesta.
No recuerdan.
Se sorprenderían
de saber que ya hace mucho tiempo
que la casualidad juega con ellos,
una casualidad no del todo preparada
para convertirse en su destino,
que los acercaba y alejaba,
que se interponía en su camino
y que conteniendo la risa
se apartaba a un lado.
Hubo signos, señales,
pero qué hacer si no eran comprensibles.
¿No habrá revoloteado
una hoja de un hombro a otro
hace tres años
o incluso el último martes?
Hubo algo perdido y encontrado.
Quién sabe si alguna pelota
en los matorrales de la infancia.
Hubo picaportes y timbres
en los que un tacto
se sobrepuso a otro tacto.
Maletas, una junto a otra, en una consigna.
Quizá una cierta noche el mismo sueño
desaparecido inmediatamente después de despertar.
Todo principio
no es más que una continuación,
y el libro de los acontecimientos
se encuentra siempre abierto a la mitad.
(Wislawa Szymborska)


Publicado por: Luz Plena, Educadora Social