sábado, 3 de febrero de 2018

Perdonar es la mejor manera de elevar nuestra calidad de vida



"El perdón es la fragancia 
con que la violeta cubre 
el talón que la aplasta"

Con esta frase y de esta manera tan poética y maravillosa definía el escritor estadounidense Mark Twain el perdón.
El verdadero perdón es un gran acto del espíritu y demuestra nuestra valía personal. Perdonar a alguien que nos ha agraviado es en realidad un acto egoísta más que un acto desinteresado. Dejar salir nuestra hostilidad y odio de nuestro interior es algo que en el fondo, hacemos para nosotros mismos más que para el beneficio del otro.




Cuando albergamos en nuestro interior un sentimiento de resentimiento y rencor hacia alguien; en realidad, es como si llevásemos a esa persona sobre nuestra espalda. Consumirá nuestra energía, nuestras ilusión y sobre todo nuestra paz mental. 
Cada vez que pensamos en alguien que nos ha hecho daño es un minuto que restamos a un propósito mucho más valioso para nosotros: Atraer a las personas que verdaderamente nos ayudarán.



En el momento que perdonamos, nos desprendemos de esa enorme carga de nuestra espalda y podemos continuar nuestro camino de manera más liviana y con entusiasmo.

Tenlo siempre presente...Perdonar es la mejor manera de elevar nuestra calidad de vida.