jueves, 3 de mayo de 2018

Conéctate con tus “yo puedo” y estarás alimentando tu energía


Encuentra tus “yo puedo”. Siempre puedes. Es posible que no podamos hacer o lograr lo que queremos en el momento que lo deseamos. Pero siempre podemos hacer algo. Recuerda que lo más importante no es en dónde te encuentras, sino cuál es tu destino. Puedo ser que no tengamos la capacidad de cambiar rápidamente por circunstancias, pero siempre podemos modificar nuestra dirección poco a poco si tenemos en cuenta que nuestra dirección es determinada, en primera instancia, por nuestros pensamientos.




autoestima

Recuerda que lo que pensamos precede a nuestras acciones y éstas a nuestros resultados. Por tanto, cambia tus pensamientos y poco a poco comenzarás a obtener nuevos resultados. Y esto, mi querido amigo/a, es algo que siempre podemos hacer: elegir nuevos pensamientos. Con esta sencilla actitud, tendremos el poder para iniciar el cambio que queremos ver en nuestra vida.





Si no puedes hacer grandes cambios en este momento, ¿qué pequeñas transformaciones sí están en tu poder? Pues modificaciones, pequeños movimientos que te permitirán ir girando el timón e ir variando el rumbo para apuntar hacia el destino anhelado. Dirigir tu vida hacia la visión que en el fondo deseas puede requerir gran energía. Pero al igual que mover todo un buque de cientos de toneladas, todo comienza por un pequeño cambio. 




No te concentres en tus “yo no puedo”. Es cierto que todos los tenemos. Sin embargo, son nuestros “yo puedo”, por pequeños que sean, en donde reside nuestro poder de redirigir nuestra vida.” Tu enfoque determina tu nivel de energía. ¿En qué te enfocas habitualmente? ¿En lo que no puedes o en lo que sí puedes? Conéctate con tus “yo puedo” y estarás alimentando tu energía y acercándote cada vez más a eso que quieres alcanzar. Namasté.