domingo, 14 de octubre de 2018

Origen emocional del asma

El asma es una afección respiratoria que se caracteriza por la dificultad de respirar, pudiendo ir incluso hasta la sofocación. Durante una crisis de asma, la reacción del sistema inmunitario frente a los alérgenos (sustancias que causan alergia) es tan fuerte, que puede provocar un bloqueo de la respiración corporal, silbidos respiratorios y a veces incluso la muerte. 



La persona que lo sufre en ese momento, necesita tomar la vida en su inspiración  y soltar con cada espiración; entonces, empieza a ser presa de pánico al volverse la respiración  insuficiente y muy limitada porque libera un mínimo de aire. 




¿QUÉ NOS ESTÁN DICIENDO LAS EMOCIONES? ¿QUÉ NECESITO CAMBIAR?


  • Estás utilizando el asma para atraer el amor y la atención. Es una forma de dependencia afectiva. 
  • El asma es similar a la asfixia, está directamente relacionado con las alergias; por tanto,  puedes tener el sentimiento de estar limitado/a y de dejarte invadir por los demás en tu espacio vital. 
  • Eres vulnerable al "poder" de los demás en detrimento de tu libertad, autosuficiencia e  independencia  personal. 
  • Tienes  la imagen de una persona débil que exige mucho amor sin estar lista para el don del Amor, como un niño que grita para exigir sus  necesidades sin tener la madurez de compartir y abrirse lo bastante al don divino. 
  • La vida es un intercambio mutuo, un constante  dar y recibir. Todo esto, logicamente, está relacionado con tu pasado, una especie de amor agobiante que interpretaste como tal (generalmente materno), a una tristeza inhibida de la primera infancia. 
  • Es también miedo al recordar la primera respiración al nacer. Te  sentiste ahogado/a o asustado/a por tu madre (inconscientemente) o por una situación similar. Así como la respiración simboliza la independencia de la vida, la individualidad, la capacidad de respirar y SER 



bioneuroemocion


  • También puede ser que no consigas manifestar un sentimiento de independencia, vivir tu propia vida, te sientes rechazado/a por la llegada de alguien más. 
  • Sientes dificultades en soltar ataduras con tus padres (una dependencia represiva, sobre todo frente a la madre o al cónyuge). 

HAZ ESTA AFIRMACIÓN EN UN LUGAR TRANQUILO Y SINTIENDO CADA UNA DE LAS PALABRAS PARA TOMAR CONSCIENCIA DE TODO ELLO: