viernes, 12 de octubre de 2018

Origen emocional del dolor ciático


El nervio ciático empieza en la parte lumbar (zona inferior de la espalda) de la columna vertebral; atraviesa la nalga, el muslo y la pierna y desciende hasta el pie. Es un dolor paralizante. Si el dolor se acentúa en la pierna derecha, quizás es porque tienes miedo de carecer de dinero y de no poder hacer frente a tus responsabilidades.


Si el dolor se sitúa en tu pierna izquierda, la falta de dinero puede intensificar tu sentimiento de no poder darlo todo, en el plano material, a la gente amas.

En general, las personas que sufre de dolor en el nervio ciático, se sienten inseguras ante su porvenir o viven un miedo inconsciente a carecer de dinero y de bienes materiales.




ORIGEN EMOCIONAL DEL DOLOR CIÁTICO

Estas personas no son conscientes del apego que tienen a los bienes materiales. El dolor en el nervio ciático indica también rencor, ira reprimida, rechazo a sentirse sometido a otras personas...

Ante esto, tu cuerpo manda un mensaje importante a través de la intensidad del dolor. Según la intensidad, así el grado de castigo que crees merecer.

¿CÓMO PODEMOS ENFRENTARNOS A ESTO?

  • Para empezar, debes SER CONSCIENTE de que estás apegado a los bienes materiales

  • Después, debes darte el DERECHO DE SER. Admite que tienes miedo de perderlos.

  • Debes dejar de creer que es malo desear los bienes terrenales, es algo totalmente humano. El día que tengas la confianza suficiente en tu CAPACIDAD DE CREAR lo que necesites, no tendrás miedo de perder tus bienes y podrás permitirte continuar queriéndolos, pero sin estar apegado a ellos.


  • Respecto al rencor, Aprende a Perdonar. Esto te permitirá ser más abierto/a , flexible y suave con respecto a los demás; y por tanto, desaparecerá de ti la impresión de sometimiento social. 


El miedo a carecer de dinero te angustia y te vuelve muy ansioso/a. Trabajas mucho, tienes grandes responsabilidades y, a pesar de todos tus esfuerzos, sientes a pesar de todo, ciertas dificultades financieras.




Llegada esta situación de tensión sientes como un “nudo en los nervios”. Toma entonces consciencia de tu confusión interior y de tu dolor frente al rumbo de tu vida aquí y ahora.

HAZ ESTA AFIRMACIÓN EN UN SITIO TRANQUILO Y SINTIENDO CADA UNA DE LAS PALABRAS: