martes, 15 de marzo de 2016

CÓMO IDENTIFICAR UNA DEPRESIÓN

La palabra depresión es una de las más utilizadas en la actualidad en cuanto a estados de ánimo se refiere. Desde la pérdida de un ser querido hasta lo que se conoce como mal de amores, todos estamos expuestos a caer en un estado emocional que nos impide disfrutar de aquellas actividades que antes encontrábamos placenteras hasta ese momento.
 Pero no todas las personas que se encuentran depresivas son conscientes de ello. A veces se limitan a comentarios como: "Últimamente estoy algo decaído", "Esto que me ha ocurrido me ha desanimado bastante"...
SUPERAR LA DEPRESION, ANSIEDAD Y CRISIS DE ANGUSTIA




Aunque las depresiones nos pueden afectar a todos/as, existen personas con una predisposición especial a estar abatidas ante los problemas con los que se pueden enfrentar en su vida. 
Los síntomas característicos de una depresión son: 

  • cambios de humor constantes
  • abatimiento general
  • pérdida de vitalidad
  • ligero cansancio
  • trastorno del sueño
  • sensación de angustia
Todos estos síntomas tambien pueden aparecer a cualquier edad y en todo ámbito social y profesional. Sin embargo, padecer algunos síntomas depresivos circunstancialmente es muy normal; pero si la situación se prolonga en el tiempo y no se recupera el estado de ánimo normal hay que empezar a preocuparse y pensar en alguna solución o alternativa posible.

Si los síntomas se prolongan más de dos semanas y son determinantes en el normal desenvolvimiento de la vida cotidiana de la persona, es preciso recurrir a ayuda externa y acudir al médico.
A continuación os facilitamos algunos preguntas que pueden permitir identificar un estado depresivo:
  1. ¿ Has notado una falta o disminución del apetito?
  2. ¿ Se ha reducido tu actividad sexual o tu capacidad de excitación?
  3. ¿ Padeces trastornos del sueño bien sea en forma de insomnio o con un sueño excesivo?
  4. ¿Tienes sensación de fatiga y lentitud de movimientos?
  5. ¿ Notas que te cuesta hablar incluso como si tu pensamiento se hubiese enlentecido?
  6. ¿ Piensas que no eres una persona competente y que nada te saldrá bien en el futuro?
  7. ¿ Te cuesta concentrarte y notas que tardas más en hacer tareas complejas?
  8. ¿Consideras que tú eres el /la culpable de todo lo que te está ocurriendo?
  9. ¿Notas una cierta ansiedad generalizada que te lleva a sentir incertidumbre por el futuro?
  10. ¿ Padeces molestias somáticas como estreñimiento, diarrea, dolores de cabeza, dolor de espalda, ardor de estómago o molestias en las cervicales?
  11. ¿ Te comentan tus allegados que adoptas posturas y expresiones desangeladas y tristonas típicas de personas depresivas?
Estas son sólo unas preguntas indicadoras para reconocer una depresión. No se trata de un examen completo, pero pueden serte útiles para valorar tu estado emocional y animarte a acudir a un psicólogo para tratar una posible depresión.

A continuación, estos consejos te pueden resultar útiles: 
  • Piensa que toda persona atraviesa, de vez en cuando, por alguna fase depresiva. Esto es muy normal. Concédete un poco de tiempo y, en paz y tranquilidad, recapacita sobre tu forma de vida actual; quizás haya llegado la hora de suprimir ese estrés negativo que tanto te perjudica y establecer otras metas más asequibles.
  • Evita en lo posible las situaciones que sabes que te deprimen. Practica con regularidad algún tipo de deporte o actividad física, especialmente en vacaciones. La actividad y la exposición moderada a los rayos solares favorecen la formación de sustancias transmisoras, proporcionando una agradable sensación de bienestar y salud.
  • Cuida tus amistades y manten relaciones sociales. Las personas con un amplio círculo de amigos tardan mucho más en caer en el temido "agujero negro" que las personas solitarias.
  • Practica alguna afición. Ve al cine, al teatro, a escuchar un concierto, haz una excursión o acude a alguna fiesta. Son recursos muy eficazes para no caer en la tristeza y depresión.
  • Cuando estés deprimid@, procura ocupar la mente con otras cosas. Intenta no caer en la tentación de darle vueltas constantemente al hecho qué te produjo la depresión
  • No te dejes llevar por el desánimo. Debes intentar a toda costa mantener tu ritmo de actividad, para no entrar en un círculo vicioso: "No hago nada porque estoy deprimid@ y estoy deprimid@ porque no hago nada"



  • No siempre es positivo cambiar el objeto perdido con otro nuevo, ya que a veces el nuevo sólo nos lleva a comparar y recordarte al antiguo constantemente.
  • Evita a toda consta la autocompasión pues no conduce a nada bueno. Solamente te ancla a la depresión y te hace sentir peor de lo que estás.
  • Si los síntomas típicos de la enfermedad se prolongan en el tiempo y la tristeza y melancolía te invaden, acude a un profesional. también ayuda a las personas depresivas que conozcas a recurrir a un especialista.
TE RECOMENDAMOS ESTOS ARTÍCULOS DONDE APRENDERÁS HERRAMIENTAS QUE TE AYUDEN A SUPERAR LOS ESTADOS DEPRESIVOS, ANSIEDAD Y CRISIS DE ANGUSTIA:
Técnica para controlar emociones negativas

Publicado por: Luz Plena, Educadora Social