jueves, 23 de julio de 2020

¿Sabes si has alcanzado la 5ª dimensión espiritual?

dimensiones espirituales


¿QUÉ SON LAS DIMENSIONES ESPIRITUALES?

Las dimensiones espirituales no son lugares, sino estados de conciencia. Pasar a una dimensión superior no significa viajar a otro lugar, sino simplemente percibir aspectos más profundos y sutiles del lugar donde estamos.
Estar en la tercera dimensión significa percibir principalmente el mundo físico.
Estar en la cuarta dimensión significa percibir también los sentimientos y los pensamientos.
Y estar en la quinta dimensión significa percibir la unidad y el amor incondicional entre todas las cosas.
Ascender a la quinta dimensión es simplemente ampliar nuestra conciencia para percibir la unidad y el amor entre todo lo que existe. Sin ninguna necesidad de abandonar el lugar donde estamos.
Este es un paso muy importante en la evolución de la humanidad. Es el paso que nos falta para llegar a la paz que tanto deseamos.
Las partes de tu vida que vibran en la tercera dimensión son aquellas que están rodeadas de dramas, limitaciones y tareas pesadas y aburridas en general.
Tómate un momento para pensar en estas áreas de tu vida. ¿Cómo te sientes cuando piensas en ellas?
Hay partes de tu vida que están llenas de creatividad, risa y diversión. Fíjate en ellas durante unos instantes. Estas áreas resuenan principalmente con la cuarta dimensión. ¿Qué áreas son exactamente?



¿Y cómo te sientes cuando piensas en ellas?
Y, por último, hay determinadas personas, actividades, lugares o incluso cosas, que te hacen sentir lleno de amor, paz y unidad. Estas son las partes de tu vida que resuenan con el amor incondicional de la quinta dimensión.

¿QUÉ CARACTERIZA A LAS PERSONAS QUE YA ESTÁN EN LA QUINTA  DIMENSIÓN?


1. Ya no puedo ver televisión.

2. Para ellos, competir ya no tiene sentido. En lugar de competir, prefieren compartir y divertirse.

3. Saben que la quinta dimensión no es un lugar sino una frecuencia, un estado vibratorio.

4. Ya no tienen miedo de lo desconocido. Saben que el mundo extrafísico es parte de la naturaleza y la paranormalidad debe verse como algo natural y no aterrador y perturbador.

5. Saben que el diablo no existe. Lo que existe es el orgullo, el egoísmo, la codicia, los miedos y las ilusiones.

6. Quieren estar solos pero al mismo tiempo, cuando están con otras personas, quieren estar con ellos plena e intensamente.

7. Sienten que tienen un propósito en la vida y quieren encontrarlo.

8. Se dieron cuenta de que ganar en la vida no significa morir rico, y mucho menos derrotar a los demás para demostrar que son mejores y más combativos. Saben que ganar en la vida es superar sus límites y sus miedos y llegar al final de su vida con un corazón que late con gratitud sabiendo que si no pueden satisfacer todo lo que han logrado, al menos lo han intentado.

9. Ya se están dando cuenta de que la nostalgia no es un mal sentimiento de pérdida, sino un sentimiento de que algún día encontrarán a todas las personas que amaron y que alguna vez pasaron por sus vidas.

10. Quieren ayudar al alma del mundo y están listos, porque es uno de los propósitos que han logrado cumplir en este pasaje terrenal actual. Saben que no vinieron aquí solo como turistas espirituales.




Es muy importante tomar conciencia de cómo cambia tu manera de sentirte en función de dónde pones tu atención. A medida que vas desplazando tu atención hacia las áreas de tu vida que vibran a una frecuencia más alta, cada vez te vas sintiendo más lleno de paz, luz y amor.

Este es el camino para ascender a la quinta dimensión: centrarnos en las partes de nuestra vida que ya están en la quinta dimensión
De esta manera, de forma suave y progresiva, vamos moviendo todo nuestro ser al completo hacia ella.

Aquello en lo que centramos nuestros pensamientos, se convierte en nuestra realidad. Si nos centramos en el amor, viviremos en el amor. Si te centras en las partes de tu vida donde ya hay luz, tu luz se expandirá y brillará cada vez con más fuerza.

El mundo necesita tu luz. Todo el mundo se hará más brillante gracias a ti.

lunes, 6 de julio de 2020

20 Lecciones de vida de Leonardo Da Vinci

Este gran genio  del Renacimiento cambió literalmente el rumbo de la humanidad hace más de 500 años. En sus obras, escritos, esculturas y tratados, los cuales se pueden observar en la biografía de Leonardo da Vinci, encontramos un ser muy humano,  alguien con errores e imperfecciones, contradicciones y atributos que nos acercan a uno de los personajes más exitosos de la historia.
A continuación, os ofrecemos un resumen de la biografía que Walter Isaacson hizo  de Leonardo y donde agrupamos los mejores consejos de vida a través de su personalidad:

1. Sé insaciablemente curioso

No tengo ningún talento especial” escribió en cierta ocasión Einstein a un amigo. Solo soy apasionadamente curioso de forma muy impetuosa”. Leonardo, en realidad, sí poseía un talento especial, como Einstein, pero su rasgo distintivo y más estimulante era su intensa curiosidad.
Quería saber qué hace que la gente bostece, la forma de cuadrar el círculo, qué permite que la válvula aórtica se cierre, cómo se procesa la luz en el ojo y qué implicaciones contiene para la perspectiva un cuadro.
En la biografía de Leonardo da Vici se muestra que este se propuso estudiar la placenta de un ternero, la mandíbula del cocodrilo, la lengua del pájaro carpintero, los músculos de un rostro, la luz de la Luna y los contornos de las sombras.
Sentir una curiosidad infatigable y general por todo lo que nos rodea constituye algo en lo que todos podemos perseverar a todas horas del día, igual que Leonardo.

2. Busca el conocimiento por sí mismo

No todo el saber debe ser útil. A veces conviene buscarlo por puro placer. Leonardo no necesitaba conocer cómo funcionan las válvulas cardiacas para pintar la Mona Lisa, ni tampoco tuvo que averiguar cómo habían llegado los fósiles a la cima de las montañas para crear la Virgen de las rocas.


Al dejarse guiar por la mera curiosidad, llegó a explorar más horizontes y a ver más relaciones que cualquier otra persona de su época.

3. Conserva siempre la capacidad de asombro infantil

En cierto momento de la vida, la mayoría nos olvidamos de los fenómenos cotidianos. Podríamos disfrutar de la belleza de un cielo azul, pero ya no nos molestamos en preguntarnos por qué tiene ese color.
Leonardo lo hizo. También Einstein, quien escribió a otro amigo: “Tú y yo nunca dejamos de comportarnos como niños curiosos ante el gran misterio en el que nacimos”.
Tenemos que procurar contemplar las cosas con la mirada de asombro de un niño y que nuestros hijos la conserven.

4. Sé observador/ra

El mayor talento que Leonardo poseía se plasmaba en su agudeza como observador. Se trataba de un talento que se encontraba al servicio de su curiosidad y viceversa. No era un don mágico, sino el fruto de su fuerza de voluntad y esfuerzo.
Cuando visitó el foso que rodeaba el Castello Sforzesco, observó las libélulas y comprobó que sus alas se mueven alternándose de dos en dos.
Cuando caminaba por la ciudad, reparaba la relación entre las expresiones faciales de la gente y sus emociones y analizaba cómo rebota la luz en distintas superficies.
Vio qué aves agitaban las alas mas rápido al emprender el vuelo que al bajar y cuáles realizaban lo contrario.
La invitación que son hace Walter Isaacson en su biografía de Leonardo da Vinci es que en este tipo de cosas también podemos imitarlo. Por ejemplo, ¿ves el agua que cae en un tazón? Fíjate, como Leonardo, en el modo exacto en que se forman los remolinos. Y, a continuación, pregúntate por qué.

5. Empieza por los detalles

En su cuaderno, Leonardo compartió un truco para observar algo con atención: hacerlo por etapas, comenzando por los detalles. Se dio cuenta de que no se puede asimilar una página de un libro de un solo vistazo: se debe ir palabra por palabra.
Si quieres lograr el verdadero conocimiento de la forma de las cosas, comenzaras por sus particularidades, y no pasarás a la segunda sin tener bien, en la memoria”

6. Observa cosas que no se ven

La actividad principal de Leonardo en muchos de sus años de formación fue idear desfiles, espectáculos y representaciones teatrales.
Mezcló el ingenio teatral con la fantasía. Esto le proporcionó una creatividad combinatoria: podía contemplar como los pájaros volaban, pero también los ángeles, los leones rugientes y los dragones.

7. Métate en berenjenales

En la biografía de Leonardo da Vinci vemos cómo llenó las primeras paginas de uno de sus cuadernos intentando ciento sesenta y nueve veces la cuadratura del circulo.
En ocho paginas de su códice Leicester, anotó setecientos treinta descubrimientos sobre el flujo del agua; en otro cuaderno, enumeró sesenta y siete palabras que describen distintos tipos de corrientes de agua.
Midió cada segmento del cuerpo humano, calculó sus relaciones proporcionales y, después, realizó lo mismo con un caballo. Leonardo se metía en estos berenjenales porque se dejaba llevar por el entusiasmo y su propósito de vida.

8. Distráete

Lo que mas se le reprocha a Leonardo es que estas vehementes actividades (las del punto anterior) lo llevaron a salirse por la tangente en demasiadas ocasiones y, de forma literal, en el caso de sus indagaciones matemáticas.
Sin embargo, en realidad, el afán de Leonardo de ir detrás de cualquier asunto que atrajera hizo que su mente fuera más rica y estuviera mas llena de relaciones.

9. Respeta los hechos

Leonardo fue un precursor de la era de los experimentos de observación y del pensamiento crítico.


Cuando se le ocurría una idea, elaboraba un experimento para probarla. Y, cuando su experiencia demostraba que su teoría era defectuosa –como su idea de que los manantiales de la tierra se llenan de la misma forma que los vasos sanguíneos en los humanos–, abandonaba la hipótesis y buscaba una nueva.
Esta práctica se hizo común al cabo de un siglo, en época de Galileo y Bacon. Sin embargo, se ha vuelto un poco menos habitual en nuestros días. Si queremos ser más como Leonardo, tenemos que atrevernos a cambiar de parecer en función de los nuevos datos de que dispongamos.

10. Deja las cosas para más adelante

Mientras pintaba la Última cena, Leonardo se quedaba a veces mirando su obra durante toda una hora hasta que daba una pincelada y se iba.
Le comentó al duque Ludovico que la creatividad exige tiempo para que las ideas maduren y las intuiciones cuajen.
Los hombres de genio están, en realidad, haciendo lo más importante cuando menos trabajan —arguyó—, puesto que meditan y perfeccionan las ideas que luego realizan con sus manos.”

La mayoría de nosotros no necesitamos que nos aconsejen dejar las cosas para más adelante; ya nos sale de forma natural. Sin embargo, hacerlo como Leonardo exige un esfuerzo: supone recopilar todos los hechos e ideas posibles y solo después permitir que toda la información que hemos retenido se cueza a fuego lento.

11. No solo vale lo bueno, hay que buscar lo perfecto

En la biografía de Leonardo se muestra que, cuando este no pudo lograr que la perspectiva de la Batalla de Anghiari o la interrelación de la Adoración de los Reyes funcionaran a la perfección, las abandonó, en lugar de concluir una creación que solo fuera buena.
Llevó consigo, hasta el final de sus días, obras maestras como su Santa Ana, la Virgen el Niño y la Mona Lisa, pues sabía que siempre podría añadirles un nuevo retoque.
De la misma manera, Steve Jobs era tan perfeccionista que no pudo poner a la venta el primer Macintosh hasta que su equipo consiguió que los circuitos impresos de su interior fueran hermosos, a pesar de que nadie pudiera verlos.
Tanto él como Leonardo sabían que a los verdaderos artistas les importa siempre la belleza, incluso de las partes que no se ven.
Al final, Jobs hizo suya una máxima que implica todo lo contrario: “Los auténticos artistas acaban sus productos, lo que significa que, a veces, tienes que entregar el producto, aunque todavía puedas mejorarlo». Se trata de una buena norma para la vida diaria. Sin embargo, existen momentos en los que está bien comportarse como Leonardo y no soltar algo hasta que resulte perfecto.

12. Piensa visualmente

Leonardo no tenía el don de entender las ecuaciones o las abstracciones matemáticas. Debido a ello, tuvo que visualizarlas y así lo hizo en sus estudios de proporciones, de las reglas de perspectiva, en su método para calcular los reflejos de los espejos cóncavos y en su modo de convertir una forma en otra al mismo tamaño.
Con demasiada frecuencia, cuando aprendemos una fórmula o una regla de vida, incluso algo tan simple como el método para multiplicar números o mezclar colores de pintura, ya no visualizamos cómo funciona. El resultado se traduce en que perdemos la capacidad de apreciar la belleza inherente a las leyes de la naturaleza.

13. Evita los comportamientos estancos

Al final de muchas de sus presentaciones de sus productos, Jobs enseñaba una diapositiva que mostraba el cruce de las calles “artes liberales” y “tecnología”. Sabía que, en esas confluencias, se encuentra la creatividad.
Leonardo tenía una mente abierta que recorría alegremente todas las disciplinas: las artes, las ciencias, la ingeniería y las humanidades.
Sus conocimientos sobre el modo en que la luz alcanza la retina le ayudaron a crear la perspectiva de la Última cena y, en una página de dibujos anatómicos que representan la disección de los labios, trazó una sonrisa que volvería a aparecer en la Mona Lisa.
Sabía que el arte era una ciencia y esta, un arte. Al dibujar tanto un feto en el útero como los remolinos de un diluvio, diluía la distinción entre ambos.

14. Ten ambiciones desmedidas

Imagina, al igual que Leonardo, cómo construiría una máquina voladora de propulsión humana o cómo desviaría un río.
Intenta diseñar una máquina de movimiento perpetuo o trate de cuadrar un círculo valiéndose solo de una regla y de un compás. Existen problemas que nunca resolveremos. Aprende por qué.

15. Recréate en la fantasía

¿Su descomunal ballesta? ¿Los tanques tortuga? ¿Sus proyectos para una ciudad ideal? ¿Los mecanismos impulsados por el hombre para que una máquina voladora mueva sus alas?


Al igual que Leonardo difuminó las fronteras entre la ciencia y el arte, también lo hizo entre la realidad y la fantasía. Puede que no consiguiera crear máquinas voladoras que funcionaran, pero sí dejó que su imaginación volara.

16. Crea para ti, no solo para los clientes

En la biografía de Leonardo da Vida, se nos muestra que, por mucho que se lo suplicara la millonaria y poderosa marquesa Isabel de Este, Leonardo no pintó su retrato; pero sí el de Lisa, la esposa de un comerciante de seda.
Lo hizo porque quiso y siguió trabajando en él durante el resto de su vida: no se lo entregó nunca al comerciante de seda.

17. Colaborar te ayuda a crecer

El genio suele considerar el destino de los solitarios que se retiran a sus mansardas hasta que los golpea el rayo de la creatividad. Al igual que muchos mitos, el del genio solitario tiene algo de cierto; pero en todas las historias de genios suele haber algo más.
Las Vírgenes y los estudios de paños producidos en el estudio de Verrocchio, así como las versiones de la Virgen de las rocas y la Virgen de los husos y otros cuadros del taller de Leonardo, fueron creados tan en común que resulta difícil saber a quién pertenece cada pincelada.
El Hombre de Vitruvio surgió después de compartir ideas y bocetos con amigos. Los mejores estudios de anatomía de Leonardo los realizó cuando trabajaba en colaboración con Marcantonio della Torre.
Y el trabajo que más le divirtió fue su participación en las producciones teatrales y espectáculos nocturnos de la corte de los Sforza.
El genio comienza con el talento individual; exige una visión particular. Sin embargo, su aplicación a menudo pasa por trabajar con más gente. La innovación constituye un deporte en equipo. La creatividad es un esfuerzo colectivo.

18. Haz listas

Y asegúrate de que contengan cosas raras. Las listas de tareas pendientes de Leonardo quizá sean el mejor testimonio de la curiosidad en estado puro que el mundo haya podido ver.

19. Toma notas y apuntes en papel

Quinientos años después, los cuadernos de Leonardo nos sorprenden e inspiran. Dentro de cincuenta años, nuestras propias libretas, si cumplimos el objetivo de comenzar a escribir en ellas, estarán a mano para asombro e inspiración de nuestros nietos, a diferencia de nuestros tuits y comentarios en Facebook.

20. Ábrate al misterio

La biografía de Leonardo da Vinci, al igual que sus cuadros nos muestra que no todo tiene que tener líneas definidas. El misterio, lo desconocido, nos puede llevar a destinos maravillosos...



sábado, 13 de junio de 2020

Afirmaciones positivas para tu día a día


Las cosas que nos decimos a nosotros mismos tienen consecuencias a todos los niveles de nuestra vivencia del día a día; modifican nuestras emociones, expectativas, percepciones y conductas y hacen que nos predispongamos a las situaciones con una determinada actitud.

A lo largo de nuestra evolución como seres humanos hemos focalizado nuestra atención en pensamientos negativos porque nos servían para sobrevivir en un entorno salvaje y hostil; sin embargo, eso hace también que hoy en día a pesar de tener cubiertas nuestras necesidades de supervivencia, no podamos en muchos casos desarrollar todo nuestro potencial y todas esas sensaciones y pensamientos agradables que nos ayudan a encontrarnos a salvo y en paz con nosotros mismos.

Esto ocurre a que llevamos mucho tiempo repitiendo en nuestra cabeza frases negativas que nos despiertan el miedo y la inseguridad, ya que estos pensamientos negativos se transmiten por vía directa a través de la sociedad y la educación que constantemente recibimos de forma inconsciente desde que somos niños hasta ahora.






Estas frases positivas son un entrenamiento con el que podemos ayudar a nuestro cerebro a crear pensamientos alternativos y cuanto más las repitamos de forma consciente, más probabilidades tendremos de que acaben formando parte de nuestro inconsciente y por tanto, nuestro cerebro acabará repitiéndolas sin esfuerzo consciente igual que seguramente te ocurre ahora con los pensamientos negativos o irracionales.

Como todo, es cuestión de darte permiso para sentirte un poco extraño/a al principio, atreverte a llevarlo a cabo con constancia, curiosidad y paciencia. ¡Imaginemos y juguemos a que es posible!
Escoge unas cuantas afirmaciones cada semana o escribe aquellas frases que percibes que te motivan; por ejemplo, un paciente al que le costaba madrugar descubrió que le motivaba pensar “¡Soy un león!” y simplemente al pensar eso saltaba de la cama.




Busca y escribe tus frases positivas y motivadoras y colócalas donde puedas leerlas, revísalas, píntalas, cántalas, medítalas, baila al decirlas, interprétalas! Lo que quieras pero que se queden bien grabadas. Aquí te presentamos algunos ejemplos para empezar.




  • Los obstáculos han sido creados para superarlos
  • Acepto y abrazo todo lo que soy
  • Cada día es una oportunidad
  • Yo soy mi mejor compañero/a
  • Cuando acepto mi miedo y le permito existir se desvanece
  • El dolor es inevitable el sufrimiento es opcional
  • Evito quejarme de las cosas que necesito realizar
  • Busco la manera más sencilla de hacer las cosas
  • Me hago cargo de mis propias dificultades
  • Soy mi mejor amigo, me acepto como soy
  • Acepto las cosas buenas que el mundo me ofrece
  • La vida puede ser fácil y agradable
  • Tengo autoridad para sentirme libre y feliz independientemente de mis circunstancias.


miércoles, 3 de junio de 2020

La misión de los gatos en nuestra vida



La mayoría de la gente piensa que los gatos no hacen nada, son perezosos y todo lo que hacen es comer y dormir pero,no es así. Lo cierto es que los gatos tienen una misión en nuestra vida. ¿Te has preguntado por qué hay tantas personas hoy en día que tienen gatos, más que el número de personas que tienen perros?

Aquí está una serie de datos sobre la vida secreta de los gatos:

. Todos los gatos tienen el poder de, diariamente, remover energía negativa acumulada en nuestro cuerpo. En cuanto dormimos, ellos absorben esa energía.
. Si hay más de una persona en la familia, y sólo un gato, él puede acumular una cantidad excesiva de negatividad al absorber energía de tantas personas.


. Cuando duermen, el cuerpo del gato libera la negatividad que eliminan de nosotros.


. Cuando estamos excesivamente estresados, los gatos pueden tener el tiempo suficiente para liberarnos de tal cantidad de energía negativa, y consecuentemente se acumulará como gordura en ellos hasta que pueden liberarla. Por tanto, se vuelven gordos, ¿verdad que pensabas que era la comida con la que los alimentabas?


. Es bueno tener más de un gato en casa para que la carga sea dividida entre ellos.

. Ellos también nos protegen durante la noche para que ningún espíritu indeseable entre en nuestra casa o cuarto mientras dormimos. Por eso les gusta dormir en nuestra cama.

.Si consideran que estamos bien, no buscan dormir con nosotros; pero, si intuyen que algo extraño pasa a nuestro alrededor, saltarán a nuestra cama y nos protegerán.

.Si una persona viniera a nuestra casa y los gatos sintieran que esa persona tiene mala vibración o está ahí para perjudicarnos, los gatos nos rodearían para protegernos.






. Si no tienes gatos, y un gato callejero entra en tu casa adoptándola como su hogar, es porque necesitas de un gato en ese momento en particular. El gato callejero se ofreció como voluntario para ayudarte. Agradece al gato por elegir tu casa para ese trabajo. Si tienes otros gatos y no puedes quedártelo, busca un lugar para él. El gato llegó por una razón desconocida para ti a nivel físico, pero en sueños tal vez puedas ver la razón de su presencia en ese momento. Puede ser que haya un débito de los karmas que él tiene que pagarte. Por lo tanto, no asustes al gato. Él va a tener que regresar de un modo u otro para realizar esta obligación. 







Comprobarás que tener un gato ofrece ventajas como las siguientes:

  • Se ha comprobado que tener un gato reduce el estrés.
  • Normalmente los dueños de gatos tienen una tensión arterial más baja que las personas sin mascotas.
  • Puedes beneficiarte de un sistema inmunológico más fuerte y recuperarte de las enfermedades antes que las personas que no tienen animales de compañía.
  • Por lo general, los niños que crecen con gatos tienen menos días de enfermedad que aquellos que no tienen mascotas.
  • Los gatos son muy cariñosos y tienen un gran carácter, pero también valoramos su independencia, es decir, necesitan menos cuidados que otras mascotas.
  • Los gatos pueden ayudar a las personas a recuperarse más rápido de un trauma emocional, como el fallecimiento de un ser querido.
Un dato curioso es que las personas alérgicas a los gatos son emocionalmente incapaces de amar a alguien con profundidad, porque reprimen sus verdaderos sentimientos. Los gatos nos curan. Los gatos son criaturas adorables, y aman a sus dueños por encima de todo, pero tienen una manera diferente de amar. No dudes que su amor es verdadero. Ellos son grandes amigos y compañeros.



jueves, 21 de mayo de 2020

Ejercicios para trabajar el amor a uno mismo



Amarse a uno mismo/a es una necesidad tan básica como el aire para respirar, pues sin cimientos no se puede construir el edificio.
Si no te han enseñado a hacerlo a lo largo del proceso de educación que has recibido puedes  aprenderlo ya de adulto por tu propia cuenta. A veces, no sólo no nos enseñan a querernos a nosotros mismos, sino todo lo contrario; nos  han hecho creer que hacerlo es malo, que es un acto de egoísmo, vanidad y narcisismo y solemos esperar que los demás nos amen para dejar de sentirnos incompletos e insatisfechos.


Amarse a uno mismo no tiene nada que ver con sentimentalismos sino con los pensamientos, palabras, actitudes y comportamientos que nos profesamos a nosotros mismos. Así, amarnos es sinónimo de escucharnos, atendernos, aceptarnos, respetarnos, valorarnos y, en definitiva, ser amables con nosotros en cada momento y frente a cualquier situación.

El primer paso para amarnos consiste en conocernos, comprendiendo cómo funcionamos para diferenciar lo que deseamos de lo que verdaderamente necesitamos para ser felices.

"No hay amor suficiente capaz de llenar el vacío de una persona que no se ama a sí misma"(Irene Orce)



Amarse a uno mismo también consiste en sanar las heridas emocionales derivadas de nuestros conflictos internos. Dado que somos especialistas en huir del dolor, al llegar a la edad adulta solemos tapar y protegernos de dichas heridas tras una máscara del agrado de los demás. Y de tanto llevarla puesta, corremos el riesgo de olvidarnos quiénes éramos antes de ponérnosla. Así, para poder ir pelando las capas de la cebolla que nos separan de nuestra verdadera esencia, es muy recomendable adentrarnos en la meditación.




Cuando tomamos el compromiso de amarnos, lo que en verdad estamos asumiendo es la responsabilidad de crear en nuestro interior los resultados de bienestar que antes solíamos delegar en factores externos. Y esto pasa por cuidar nuestro cuerpo y nuestra alimentación. Al llevar un estilo de vida coherente y equilibrado podemos enfrentarnos al mayor reto de todos: recuperar el control sobre nuestra mente.





¿Cómo se hace? ¿Cómo puedo empezar a quererme y respetarme?


  • Piensa bien de ti mismo/a todo el tiempo
  • Actúa con responsabilidad
  • Habla bien de ti mismo/a. Te vas a sorprender si paras a observarte y empiezas a ser consciente de cómo sueles hablar de ti: “soy un pato, un inútil, incapaz, soy un desastre, me queda fatal, estoy feísimo/a, etc, etc, etc”. Procura a partir de ahora  no pronunciar ni una sola palabra negativa referida a tu persona. El impacto que  estas frases tendrán en tu inconsciente es mucho mayor del que puedas imaginar.
  • Respeta  y ama tu cuerpo.
  • Lucha por tu bienestar, por tus metas y objetivos, no te rindas jamás, nunca bajes los brazos.
  • Selecciona cuidadosamente lo que es positivo para ti, en tus actividades, tus relaciones, etc. 
  • Trátate tan bien como tratarías a la persona más maravillosa y que más amas y respetes  del mundo.
  • Cree en ti mismo/a, apóyate, date más y más oportunidades.
  • Se comprensivo/a y compasivo/a,  paciente  y magnánimo contigo mismo/a. Perdónate cuando cometas errores, se transigente y anímate, felicítate generosamente cuando las cosas te salgan bien.
  • Una vez que consigas amar a tu Ser,  estarás preparado/a para hacerlo igual con  todos  los demás.
  • Más ejercicios para trabajar el amor por uno mismo


Haz el intento: 
Aprúebate, y observa lo qué pasa. 
Hace años que vienes criticándote y siendo duro/a contigo mismo/a. Y... 
¿Te ha servido de algo? 

Aprende a amarte… Nunca es tarde para empezar a darnos aquello que siempre hemos merecido...

Afirmación de merecimiento de L. Hay :





Fuente y lectura recomendada: “Qué sabes de ti” , Aurora Jechimer 

Hazme llorar con la verdad para que no me destruyas con la mentira

Vivimos tiempos convulsos, tiempos donde abundan las promesas rotas y en el que las personas tratan la palabra con ligereza. Prometemos si ningún tipo de pudor  sabiendo que no lo vamos a cumplir. Prometemos una llamada o una comida  a un amigo aún sabiendo que no tendremos tiempo de hacerlo. 






Incluso nos engañamos a nosotros mismos diciéndonos: este año prometo que irá al gimnasio para cuidarme y estar más sano... Pero al final pasamos por alto todas esas promesas sin tener verdadera intención de hacer los profundos cambios vitales que se necesitan para lograr verdaderamente esos objetivos.




De esta manera vamos convirtiendo en hábito el decir cosas que en realidad no pensamos. Esto se convierte en un problema pues, cuando no mantenemos nuestra palabra, perdemos credibilidad y como consecuencia, rompemos los vínculos de confianza con las personas que nos rodean; lo que lleva a una serie de relaciones rotas.
Para desarrollar la práctica de la honradez, comienza por observar cuantas "no verdades" dices en una semana. A continuación, comprométete a ser completamente honrado/a durante los próximos siete días (con las personas que te rodean y contigo mismo/a).




RECUERDA...
  • CUANDO NO HACES LO CORRECTO, ALIMENTAS EN TÍ EL HÁBITO DE ACTUAR  INCORRECTAMENTE.
  • CUANDO NO DICES LA VERDAD, ALIMENTAS  EN TÍ EL HÁBITO DE MENTIR
Se una persona de palabra, practica la honradez... habla menos y actúa más...



Luz Plena

miércoles, 20 de mayo de 2020

Lo que enfocas con tu cámara mental, acaba saliendo en tu fotografía


Las leyes del universo no discriminan, no diferencian. Les da igual si te centras en algo que te favorece o en algo que te perjudica. Cualquier cosa en la que te concentres el tiempo suficiente, acaba tomando forma y manifestándose en tu vida.

Muchas personas creen que luchar contra algo lo debilita sin saber que esa actitud provoca justo el efecto contrario. Cuanto más luchas contra algo, más presencia y poder le estás dando. Aquello en lo que concentras tu energía se hace cada vez más fuerte. Sabiendo esto, resulta obvio que sale más a cuenta focalizarse en las soluciones que en los problemas.









Si te preocupan tu economía, por ejemplo, en vez de pensar en cuanto dinero te falta, céntrate en los beneficios de tenerlo. En cómo podrías disfrutar de él. A dónde irías, qué comprarías, con quién lo compartirías. Alégrate por toda la gente que lo posee. Deja de condenar la riqueza y recuerda que cualquier sentimiento negativo que albergues sobre el dinero lo estará alejando de tu vida, porque al centrarte en la escasez hará que venga más de lo mismo y la escasez encuentre nuevas vías para seguir manifestándose.

Si quieres encontrar el amor, lo mismo, deja de pensar en que no te gusta estar solo y evita regodearte en tu mala suerte. Deja de sentir rabia o envidia cuando ves que una amiga ha encontrado una pareja estupenda. Esos sentimientos negativos harán que tu deseo se aleje y tardes en encontrar a alguien que merezca la pena. Aprende a apreciar el amor en todas sus facetas. Cuando veas a un matrimonio feliz por la calle, reconoce que hay amor para todos, tú también puedes encontrarlo. Piensa en cómo te sentirías con la persona ideal a tu lado. Y sueña...




Soñar despierto es el mejor modo de atraer lo que quieres a tu vida. Recuerda que allí donde pones tu atención, está tu creación. Lo que enfocas con tu cámara mental, acaba saliendo en tu fotografía.