sábado, 7 de septiembre de 2019

Tu cabello manifiesta tus pensamientos


El cabello es una extensión de nosotros mismos/as, este es la  manifestación física de nuestros pensamientos; lo mismo sucede con los pensamientos de la madre Tierra, podemos verlo en su  constante crecimiento de cabello de hierba y flores; los mismos que desde tiempos ancestrales fueron usados por los pueblos indígenas con fines medicinales y rituales de curación física y espiritual o en rituales  sagrados.



Según los pueblos indígenas, nuestro cabello es la extensión física de nuestros pensamientos, nos brinda la dirección a lo largo de nuestra vida; cada uno de nuestros cabellos nos representa a nosotros mismos, son puntos de conexión fuertes tanto de nuestro cuerpo como de nuestro espíritu. En todos los pueblos de la tierra existen cuentos o leyendas en donde el cabello juega un papel crucial en el destino de los protagonistas, por ejemplo aquellas historias que cuentan sobre los hechiceros o brujas que emplean el cabello de una persona para causarle daño, aunque no es el cabello en sí lo que usan para ese propósito sino las emociones que lleva dentro.




Los hombres y mujeres de gran sabiduría han llevado el cabello largo; en cambio en los lugares donde se ha presentado la tiranía en cualquiera de sus formas el cabello corto ha sido obligatorio y este, junto a otros factores ha culminado con la derrota espiritual y física de los pueblos.
El cabello tiene su propio lenguaje y carácter, y la forma en que sea peinado es sumamente importante para quién lo porte, por ejemplo:

- La raya en medio representa la alineación del pensamiento.
- La trenza la unidad del pensamiento con el corazón.
- El cabello suelto significa seguridad.
- El cabello recogido representa la  convicción.

Actualmente las personas se peinan sin conocer el significado de sus acciones el estilo en que se use el cabello es importante pues haciendo a un lado la vanidad o practicidad, la forma en que uno lleve el cabello repercutirá directamente sobre nuestro estado de ánimo.

Adentrándonos al pensamiento de los pueblos indígenas encontraremos que la forma de llevar peinado el cabello era de suma importancia pues de esta manera se describía y anunciaba su participación en diversos eventos: matrimonio o guerra, alegría o duelo. A través del cabello y los tocados que se llevaba sobre él se podía saber la madurez de las personas, su estatus en la sociedad o los tiempos de paz y guerra.

Los peinados eran como las estaciones; cambiaban en ocasiones públicas, privadas y ceremoniales. El cabello representaba los pensamientos y el estado espiritual del individuo; mostrando los vínculos y la unidad espiritual de su familia y definiendo la armonía cultural y el alineamiento espiritual de su comunidad.

El cabello representaba los estados de la naturaleza, fluían en línea recta como las cascadas o eran ondulados como el agua del río. A los niños indígenas se les enseñaba a lavar y enjuagar el cabello. El cuidado de sus cabellos era tan importante como el mantenimiento de su salud física y espiritual; también se les enseñaba a crear los peinados rituales usando madera, huesos, plumas o piedras como tocados.

El cabello que se caía o quedaba acumulado en los peines era recogido y mantenido en una bolsa; al llegar la luna llena las mujeres se reunían en una ceremonia y ofrecían el registro de sus sentimientos e ideas acumuladas en el cabello caído a los espíritus del fuego, tierra y aire para que fueran bendecidos; posteriormente las ofrendas de cabello eran colocadas en el fuego sagrado y los pensamientos y emociones de cada una de ellas se elevaban junto a sus oraciones a través del humo y el viento hasta llegar a la luna.

Para los pueblos indígenas el cortar el cabello no solo representaba el corte de la corriente de su pensamiento sino en algunos casos una deshonra. Una guerrero con el cabello cortado en la batalla no tendría lugar en el seno de sus ancestros pues no tenía alma, ni recuerdos ni corazón. Automáticamente se convertiría en un espíritu gris atrapado entre los mundos. En las enseñanzas de muchas tribus indígenas el cortar el cabello representaba un proceso de duelo o la proximidad con la muerte. El cabello era un elemento místico en todas ellas. No permitían que nadie tocara su cabello sin su permiso.

Como podemos ver, el cabello era de suma importancia para los pueblos indígenas por muchas razones y aunque en la actualidad tales prácticas han desaparecido casi por completo nunca es demasiado tarde para re-aprender y re-aprehender todo aquello que nuestros ancestros nos han enseñado.

Leyenda sobre la importancia del cabello largo

Desde hace mucho tiempo, pueblos de diferentes culturas, no cortan su cabello, porque es una parte de lo que son.

Hubo civilizaciones que cuando  eran conquistadas o esclavizadas, les cortaban su cabello como un signo de esclavitud, impotencia y humillación.
Los huesos de la frente son porosos y su función es de transmitir la luz a la glándula pineal, que afecta la actividad cerebral, así como a la tiroides y a las hormonas sexuales.
Se cuenta que cuando Ghenghis Khan conquistó China, él sabía que los chinos eran un pueblo inteligente y que no se dejarían subyugar. Por lo tanto, hizo que todas las mujeres en el país se cortaran el pelo y usaran flequillo, él sabía que iba a servir para hacerlas tímidas y fácilmente controlables.
Así como tribus y sociedades enteras fueron conquistadas, el corte de pelo se hizo tan frecuente que la importancia del cabello se perdió después de unas pocas generaciones, y los peinados y la moda llegaron a ser el foco.

Cuando al cabello se le permite alcanzar su máxima longitud, entonces, fósforo, calcio y vitamina D son producidos, y entran en el líquido linfático y finalmente al líquido cefalorraquídeo a través de dos conductos en la parte superior del cerebro. Este cambio iónico hace a la memoria más eficiente y conduce a una mayor energía física, mayor resistencia y estoicismo.




Si decides cortar el pelo, no sólo se perderá esta energía extra y nutrientes, si no que tu cuerpo deberá proporcionar una gran cantidad de energía vital y nutrientes para que vuelva a crecer el cabello perdido.
Además, los cabellos son las antenas que recogen y canalizan la energía del sol o (prana) a los lóbulos frontales, la parte del cerebro que se utiliza para la meditación y la visualización.
Estas antenas actúan como conductos para lograr una mayor cantidad de energía sutil, energía cósmica. Se tarda aproximadamente tres años desde la última vez que se cortó el pelo para formar nuevas antenas en las puntas del cabello.

Cabello mojado

Cuando te recoges el cabello húmedo, tenderá a disminuir y apretar un poco, e incluso romperse mientras se seca.
Lo ideal es  sentarse al sol y permitir que tu cabello limpio y húmedo se seque de forma natural y absorba parte extra de vitamina D.
Los yoguis recomiendan lavar el cabello cada 72 horas (o más frecuentemente si el cuero cabelludo suda mucho). También puede ser beneficioso lavarse el pelo después de estar molesto o enojado, para ayudar a procesar las emociones.

Peine de madera

Los yoguis también recomiendan el uso de un peine de madera o un cepillo para peinarse el cabello, ya que ofrece una gran cantidad de circulación y la estimulación en el cuero cabelludo, y la madera no genera electricidad estática, lo que provoca una pérdida de energía del cabello hacia el cerebro.
Si te peinas desde la frente hacia atrás, de atrás hacia delante, y luego varias veces hacia la derecha y hacia la izquierda, te refrescará, no importa el largo de su pelo. Todo el cansancio del día se habrá ido.
Para las mujeres, se dice que el uso de esta técnica para peinar el cabello dos veces al día puede ayudar a mantener la juventud, un ciclo menstrual saludable y buena vista.

Si eres  calvo/a, la falta de energía del cabello puede ser contrarrestada con meditación. Si estás encontrando algunas hebras de plata (canas) en el cabello, ten en cuenta que la plata o el color blanco aumentan el flujo de energía y vitaminas para compensar el envejecimiento.
Para la salud del cerebro, a medida que envejece, trata de mantener tu pelo lo más sano y natural como sea posible.

Se dice que cuando permites que tu pelo crezca en toda su longitud y lo enrollas en la corona de la cabeza, la energía del Sol, el prana (energía vital), baja por la columna vertebral.

Por tanto como ves, tu pelo no es algo casual... Tiene un propósito definido... Cuídalo !! 

viernes, 30 de agosto de 2019

Origen emocional de la obesidad y el sobrepeso

La obesidad es causada por una excesiva acumulación de tejido adiposo en el organismo. Es considerado un problema cuando la salud de la persona está en peligro a causa de este exceso de peso. Aunque tiene una cierta influencia genética, lo cierto es que las emociones son los elementos psicológicos más asociados a la obesidad y al sobrepeso. El estado emocional de una persona se vincula directa e indirectamente con su apetito, su conducta a la hora de comer y también con las preferencias en el momento de escoger alimentos. 
Desde la bioneuroemoción, la obesidad puede tener varias causas:







  • La personas afectadas se sienten humilladas en la infancia y todavía tienen miedo de sentir vergüenza, de que alguien se avergüence de ellas o de que alguien las avergüence. El exceso de peso es una protección contra aquéllos que les piden demasiado, porque estas personas sabes que le resulta difícil negarse y tienen tendencia a llevar todo a sus espaldas.

  • También es posible que estas personas se sienta prisioneras desde hace mucho tiempo. Se sienten como un “pastel partido en porciones” para tener contenta a la gente que les rodea. Cuanto más quieren satisfacer a los demás y que las consideren buenas personas, más trabajo les cuesta reconocer sus verdaderas necesidades.

  • Estas personas acumulan demasiada grasa para no ser deseadas por el otro sexo, ya sea por temor a ser engañadas o a no ser capaz de decir “no". Las personas obesas también quieren ocupar su lugar en la vida, pero se sienten mal por hacerlo. No se dan cuenta de que, a pesar de todo, ya ocupa un lugar importante entre los suyos.

  • También se observa como a las personas obesas les resulta muy difícil observarse realmente debido a su enorme sensibilidad. Es decir, ¿puedes observar bien cada una de las partes de tu cuerpo en un espejo? La capacidad de observar nuestro cuerpo físico tiene que ver con nuestra capacidad para observar más allá de lo físico, es decir, para observar dentro de nosotros con el fin de descubrir la causa oculta de nuestro exceso de peso. Esta es la razón por la que quizás la persona obesa se resista a lo que lee en esta descripción.

  • Las personas obesas al haberse sentido humilladas en su infancia les llevó a querer protegerse y decidir que no les volvería a ocurrir. Por esta decisión quieren ser a toda costa buenas personas, y para ello se echan demasiado peso a sus espaldas. Ha llegado el momento de que acepten recibir sin creer que toman algo que no es suyo y que deberán devolverlo después.

  • Te sugerimos si te identificas con esta descripción, que al final de cada día hagas un análisis retrospectivo y observes cada incidente que pueda tener relación con la vergüenza y la humillación. Después, pregúntate si es realmente cierto que eso sea vergonzoso. Puedes verificarlo con otras personas de confianza.




  • De la misma forma, adquiere el buen hábito de preguntarte: “¿Qué es lo que quiero realmente?”,antes de decir “SÍ” a todas las peticiones y antes de ofrecer tus servicios. El amor y la estima que te tienen los demás no disminuirán. Por el contrario, apreciarán que te respetes y ocupes tu lugar. Es cierto que serás siempre una persona servicial, es algo casi inherente a tí, pero se trata de que aprendas a hacerlo escuchando tus necesidades. Date el derecho de ser una persona importante y de ocupar un lugar (no sólo físico) en la vida de quienes amas. Cree en tu importancia.

  • El exceso de grasa que tu cuerpo almacena entre tu ser interior y el medio exterior te está indicando que inconscientemente buscas aislarte, o bien en tu comunicación con el exterior o incluso, que existe una emoción o un sentimiento preso, “aislado” en tu interior, que ya no deseas ver.

  • Por tu obesidad, buscas una forma de protección que acumulas continuamente en tus pensamientos. Hay un vacío entre tu yo y el mundo exterior. De esa manera escondes tu inseguridad al estar expuesto, al ser vulnerable y así, quieres evitar estar herido/a o bien por observaciones, críticas o bien por situaciones en las cuales estarías incómodo/a, en particular frente a tu sexualidad.

  • El alimento terrestre representa también un alimento emocional. Por lo tanto, comes excesivamente para colmar ese vacío interior y poder compensar ese sentimiento de aislamiento. Necesitas “almacenar” para evitar cualquier “carencia” que pueda ocurrir. Esta falta puede haber sido vivida en la infancia y frecuentemente para con la madre, ya que era tu nexo directo con el alimento y la supervivencia.

  • Frecuentemente, la obesidad se produce después de un gran golpe emocional o una pérdida importante, y el vacío vivido se vuelve muy difícil de soportar. Quizás te puedes sentir culpable de la marcha o de la pérdida de un ser querido.

  • Además, te desvalorizas con relación a tu aspecto físico: una ligera “imperfección” o algunos kilos ganados tendrán ante tus ojos unas proporciones gigantescas y ya no puedes ver ni apreciar tus cualidades o tus atractivos físicos que los tienes!! . Al poner toda tu atención en lo que para tí “carece de gracia”, tu cuerpo reaccionará a esto añadiendo aún más peso para auto castigarte.

  • El hecho de efectuar ejercicios y seguir una dieta no será suficiente para adelgazar y deberás tomar consciencia del verdadero origen de tu exceso de peso que resulta de una situación de abandono. Seas niño/a o adulto/a, toma consciencia de tu propia limitación y rechazo. Este sentimiento de limitación, hará que tu cuerpo tome expansión, y absorba un exceso de peso.

  • También si eres una persona que tiende a acumular pensamientos, y emociones, tu cuerpo acumulará bajo forma de grasa. Aprende por tanto a expresar tus emociones, a reconocer tu valía y todas mis posibilidades.




AFIRMA AHORA EN VOZ ALTA Y SINTIENDO CADA PALABRA:
Sé ahora que cualquier vacío que me parece vivir en mi vida puede llenarse de amor y de sentimientos positivos hacía mí. Con mi aceptación de mí  mismo/a y de los demás, con el amor que me rodea, me libero pues de esta pena y de esta necesidad de protección. Así es... Gracias, gracias, gracias Amado Universo... Amén
También te puede interesarCómo crear un mundo emocional favorable para recuperar el peso

jueves, 29 de agosto de 2019

Transmuta la enfermedad en iluminación

Autor del "Poder del Ahora"

Cuando alguien está gravemente enfermo y acepta completamente su circunstancia y se entrega a la enfermedad, ¿habría renunciado a su derecho a recuperar la salud? ¿Habría desparecido su voluntad de luchar con la enfermedad?. 

La entrega supone la  aceptación interior de lo que es sin reservas.   La enfermedad es parte de una situación vital. Como tal, posee un pasado y un futuro. El pasado y el futuro forman un continuo ininterrumpido, a menos que el poder del Ahora se active por medio de nuestra presencia consciente. Como sabemos, bajo las diferentes condiciones que forman nuestra situación vital, hay algo más esencial, más profundo: nuestra Vida, nuestro verdadero Ser en el Ahora sin tiempo.

Puesto que no hay problemas en el Ahora, tampoco hay enfermedad. La creencia en una etiqueta que alguien adhiere a su condición la mantiene en su lugar, le da fuerza y hace una realidad aparentemente sólida de un desequilibrio temporal. Le da no sólo realidad y solidez sino también una continuidad en el tiempo que no tenía antes. 

Al concentrarte en este instante y evitar rotular a la enfermedad mentalmente, se reduce a uno o varios de estos factores: dolor físico, debilidad, incomodidad o incapacidad. Eso es a lo que te sometes ahora. No te sometes a la idea de “enfermedad”. Permita que el sufrimiento te empuje hacia el momento presente, hacia un estado de intensa presencia consciente. Úsalo para la iluminación.

La entrega no transforma lo que es, al menos no directamente. La entrega nos transforma a nosotros. Cuando nos transformamos, todo nuestro mundo se transforma, porque el mundo es sólo un reflejo. Te gustará lo que ves, y tendrías que estar loco para atacar a la imagen del espejo. Eso es precisamente lo que  hacemos cuando estamos en un estado de no aceptación. Y, por supuesto, si  atacamos a la imagen, ella  nos devolverá el ataque. Si  aceptamos  la imagen, no importa lo que sea, si somos amistosos con ella, no puede no ser amistosa con nosotros. Así es como podemos cambiar el mundo.

Por tanto, la enfermedad no es el problema. Nosotros somos el problema, mientras la mente egoísta tenga el control. Cuando estemos enfermos o incapacitados, no debemos sentirnos  fracasados, no te sientas culpable. No culpes a la vida por tratarte injustamente, pero tampoco te culpe a tí mismo/a. Todo eso es resistencia. Si  tienes una enfermedad grave, úsala para la iluminación. Cualquier cosa “mala” que ocurra en tu vida, úsala para la iluminación. Borra el tiempo de la enfermedad. No le des pasado ni futuro. Haz que ella te obligue a tener una conciencia intensa del momento presente, y verás lo que pasa.




Te convertirás en un alquimista. Transmuta el simple y bajo metal en oro, el sufrimiento en conciencia, el desastre en iluminación. ¿Estás gravemente enfermo y enfadado por lo que acabo de decir? Entonces es un signo claro de que la enfermedad se ha vuelto parte de tu sentido de tí mismo y de que estás protegiendo ahora tu identidad, así como a la enfermedad. La condición clasificada como “enfermedad” no tiene nada que ver con quien eres verdaderamente.

Eckhart Tolle

viernes, 23 de agosto de 2019

Tu mentalidad está en el corazón de tu éxito

Alguna vez escuchaste el dicho “cambia la forma en que miras las cosas y las cosas que miras cambian”. El maestro Wayne Dyer la citaba constantemente y lo cierto es que,  sabiendo esto y practicándolo, realmente  puede cambiar tu vida.




A lo largo de nuestra vida, inevitablemente cometeremos errores. Tomaremos decisiones erróneas, palabras   o acciones equivocadas. Lo cierto es que  los errores son parte de la vida. Nadie somos  perfectos. Pero es cuando  nos detenemos en estos errores y dejamos que estos  controlen nuestros pensamientos y percepción cuando nos sentimos fracasados y nos alejamos   de quiénes somos realmente. 

Los errores no definen quiénes somos. Es importante  que cambiamos la manera de pensar sobre los errores, en realidad ellos pueden ayudarnos en nuestro crecimiento personal  y cambiar nuestras vidas. Comienza  a pensar sobre los errores como lecciones. No lecciones que te depriman o te hagan sentir mal sobre ti mismo/a  sino lecciones para ver cuánto puedes  mejorar tu vida, para ser mejor ser humano durante tu tiempo en la tierra.

Es bueno estar constantemente creciendo, por lo tanto nuestros errores, no importa cuán grandes o pequeños sean, pueden ayudarnos a hacer esto. Deseo que comiences a pensar en estas cosas como experiencias positivas.


En cualquier situación donde sientas que cometiste un error, piensa sobre lo que puedes aprender sobre esto y cámbialo para la próxima vez. Ese pensamiento justo en ese momento es un movimiento hacia adelante en la vida; un paso personal de crecimiento. No podemos ser exitosos en la vida sin fallar un poquito primero. Tenemos que continuar tratando hasta que lo logramos.

Por lo tanto cuando comenzamos a pensar en nuestras fallas como pequeños éxitos en la dirección correcta hacia donde queremos llegar, nuestra forma de ver la vida cambia. Nos sentimos más seguros y cosas positivas constantemente comienzan a suceder.

Los errores son oportunidades maravillosas para aprender y crecer. Abandona tus miedos y limitaciones  que te están frenando. El pensamiento positivo crea resultados positivos. Cuando haces lo mejor con tus experiencias, atraes lo mejor en tu vida . 

Sin duda todo estará bien. Las mejores lecciones de la vida son aprendidas en los momentos inesperados.  La verdadera fortaleza es moverse a través de ellos y crecer a través de ellos. Recuerda: te mereces todo lo que verdaderamente deseas, así que continua moviéndote hacia adelante y trabajando en ti.

Somos 100% responsables de crear nuestra propia felicidad. Por tanto, cuanto más pronto comenzamos a mirar las cosas de una forma positiva, más pronto podremos estar radiantes de felicidad. No te aferres a errores del pasado. Para, sal de ese bucle de negatividad, respira,  aprende la lección,  sonríe y sigue adelante. Los errores son   oportunidades, son  bendiciones porque significa que aun estamos aprendiendo, estamos vivos y tenemos la oportunidad de ser mejores...

La vida es una oportunidad constante para aprender y hacer progresos. Y eso es lo que la hace tan valiosa y divertida.  Perdónate a ti mismo/a y a otros, pero no olvides  aprender de tus errores y no te arrepientas. Tu mentalidad está en el corazón de tu éxito.

A continuación, puedes realizar esta afirmación para salir del bucle de negatividad. Recuerda que tanto las afirmaciones como los tratamientos, se usan para sembrar nuevas semillas y creencias en nuestra conciencia. Aunque no nos lo creamos al principio, es cuestión de tiempo para que estas nuevas ideas tomen raíz dentro nuestro y comiencen a manifestarse en nuestra vida:


martes, 20 de agosto de 2019

Vivir en espíritu


Al permanecer en estado de amor, el nivel vibracional que emitimos es realmente poderoso, capaz de sanar y transmutar cualquier malestar o escasez en la vida.
En un estado vibracional tan elevado es imposible atraer a nuestras vidas o permitir que se acerque energía de menor nivel vibratorio, o de mayor densidad y más lenta; como son la de las enfermedades, personas discordantes, escasez de algún tipo o accidentes.






El Amor como estado emocional emite vibraciones muy sutiles, de alta velocidad y livianas. Al permanecer en ese estado, que es el llamado “fluir con la vida”, sentimos felicidad, alegría y entusiasmo por todo lo que hacemos y nos ocurre, es de esperar entonces que las experiencias que se asoman a nuestras vidas sean realmente armoniosas.

Muchos maestros espirituales llaman a este sentimiento “vivir en espíritu”, que es la conexión con La Fuente, con la energía más poderosa a la que podemos acceder como Seres provenientes de la Divinidad y el Amor que somos. Estamos hecho de y con Amor, es entonces que al volver a nuestra naturaleza y nuestra Fuente nos conectamos con esa energía tan poderosa; y si permanecemos continuamente en ella podemos ver cambios radicales que suscitan en nuestras vidas, lo que muchos llaman milagros.

Muchos se preguntaran, ¿cómo puedo permanecer entonces en este estado, tan ideal y anhelados por todos?. Pues verás, ya solemos sentirlo cuando entramos en contacto con la flora, la fauna y la pureza proveniente de la naturaleza, es por ello que nos llama siempre la atención y nos sentimos tan a gusto y plenos cuando entramos en contacto con ella, ya sea a través de escenas televisivas, por fotografías, pinturas o en el ordenador. También al apreciar todo lo hermoso que se nos presenta en la vida y a cada instante, al permanecer en un estado constante de gratitud y al esperar siempre de manera positiva lo mejor de todo y de todos con el corazón abierto.

¿Qué se siente cuando regresamos al Espíritu y nos conectamos con La Fuente?

El Dr. Wayne Dyer lo explicó muchas veces a través de sus numerosos libros y conferencias:

– “Cuando estas conectado, todos tus pensamientos rompen las barreras. Antes de manifestarse con una forma, nuestra mente y la del Universo eran iguales, lo que significa que permanecíamos libres de la mente impuesta por el ego. Son tus miedos provenientes del ego lo que muchas veces te separa, pero al permanecer en Espíritu es imposible tener fronteras limitadas o ataduras auto impuestas”.




– “Cuando estamos en armonía con la mente del Universo, sencillamente no tenemos pensamientos que nos digan que no podemos lograr algo nuestros pensamientos tienen una energía más elevada”.

– “Cuando estas conectado, tu mente trasciende las limitaciones. Imagina ahora lo que sentimos cuando tenemos una fe absoluta: una certeza interior que es imposible fracasar, una ausencia completa de dudas con respecto a nuestra capacidad para lograr cualquier cosa en la que concentremos nuestra atención”.

– “Cuando estás conectado, tu conciencia se expande en todas direcciones. Imagina que vives en un mundo sin direcciones: no hay arriba ni abajo, y no hay pasado ni futuro. En este mundo, cualquier dirección es toda dirección. Aunque es a veces difícil imaginar un Universo sin direcciones, así es como se ve y se siente el mundo del Espíritu”.

– “Cuando estamos en Espíritu, todas las direcciones siempre son posibles porque nuestra conciencia está dentro de nuestra mente”.

– “Cuando estás conectado, descubres que estás en un mundo nuevo y maravilloso. Cuando estamos conectados estamos en un mundo totalmente nuevo. Nos sentimos diferentes porque hemos dejado de apartarnos de nuestra Fuente. Estamos de nuevo en una sincronización vibracional donde no existen las limitaciones ni las ataduras, y abandonamos las necesidades pasionales de nuestro cuerpo y todas sus limitaciones para vivir en la conciencia expandida de nuestra mente, donde sentimos la pureza. Comenzamos a pensar que los milagros no solo son posibles, sino que están en camino. Pronto nos dejamos de sorprender por las cosas buenas que nos suceden”.

Cuando estas conectado, tus dones y talentos latentes cobran vida. Cuando tenemos conciencia de nuestra conexión, las fuerzas que nosotros pensábamos que estaban muertas y no estaban a nuestro alcance, cobran vida y se hacen accesibles para que las utilicemos y expresemos nuestros deseos inspirados por medio de ellas.

– “Cuando permaneces conectado con La Fuente, descubres que eres una persona mucho mas grande de lo que nunca antes habías imaginado y a la vez mas humilde y sencilla. El acto de estar conectado y mantener ese sentimiento constante de Amor, nos permite sentir la esencia de una persona espiritual que tiene una experiencia humana, antes que la inversa.
Es ahí donde descubrimos nuestra magnificencia. Al fin nos desprendemos de nuestro ego (Yo falso) lleno de miedos y limitaciones”.

lunes, 19 de agosto de 2019

La suerte da frutos a quien la trabaja

LA SUERTE ES COMO LA TIERRA, DA SUS FRUTOS A QUIEN LA TRABAJA





Muchas personas se quejan  de la buena suerte que tienen los demás o de la mala suerte que tienen en la vida,  con expresiones del tipo: “todo me sale mal”, “qué mala suerte tengo”, “tú siempre tienes suerte, ¿cómo lo haces?”, etc.

Es cierto que a veces todas las personas  tenemos rachas o épocas en las que las cosas no nos salen como nos gustaría pero, ¿es cuestión de buena o mala suerte? ¿o hay algo más?

Lo cierto es que si pensamos que tenemos mala o buena suerte, nuestros pensamientos y acciones irán en esa dirección, a veces inconscientemente.
Puede que algunas acciones estén condicionadas a la suerte (buena o mala), pero si trabajas, te esfuerzas, buscas oportunidades y te mueves, lo más probable es que obtengas buenos resultados en tu vida.




Muchas personas te dirán cuando consigues algo por haberte esforzado que tuviste suerte, pero piensa si realmente fue cuestión de suerte o simplemente te esforzaste para conseguirlo. Generalmente, los buenos resultados son cuestión de estar en el momento oportuno (oportunidad, que no suerte) y donde tuviste una actitud de trabajo y de esfuerzo, sobre todo de esto último. Piensa que las oportunidades se pueden buscar, crear y  aprovechar.

Esto del esfuerzo, de dar pasos, de buscar oportunidades y obtener resultados no es otra cosa que una relación de causa y efecto. Justificar todo por la buena o mala suerte que tengamos  es una forma de no responsabilizarnos de nuestros actos, de escudarnos en la posibilidad que la suerte actúe por nosotros sin aceptar nuestra implicación  responsable  en todas las circunstancias de nuestro día a día. 

La suerte no viene sola, hay que ayudarla y mucho. La próxima vez que digas o escuches las expresiones que mencionábamos anteriormente, pregúntate ¿qué estoy haciendo yo? ¿qué puedo mejorar? ¿qué puedo cambiar?

miércoles, 14 de agosto de 2019

Afirmaciones para crear relaciones sanas

Ser una persona “necesitada” es la mejor manera de atraer una relación que no funciona. Si esperas que otra persona te “solucione” la vida o sea tu “media naranja”, te estás preparando para el fracaso. 




Es necesario ser realmente felices con nosotros mismos para entablar una relación sana. Necesitamos ser lo suficientemente felices para ni siquiera necesitar que una relación sea feliz.




Mientras trabajas para resolver los obstáculos que se interponen entre tú y tu relación, trabaja en tí, ejercítate en ser tu amante. Invítate al romance y al amor. Demuéstrate a ti mismo/a el Ser especial que eres. Mímate, regálate pequeños actos de amabilidad y aprecio. Cómprate flores o esa música que tanto te gusta; rodéate de colores, sabores y aromas que te hacen sentir bien. 

La vida siempre proyecta los sentimientos que tenemos en nuestro interior. A medida que desarrollamos nuestro sentido del amor y el romance, la persona adecuada para compartir tu intimidad se sentirá atraída hacía a ti como si fueras un imán.


A la vez que realizas este acto de amor hacia tu Ser, Louise Hay nos invita a  reforzarlo con estas afirmaciones: 

  • Ahora merezco amor, romance y dicha y todo lo bueno que la Vida puede ofrecerme. Mi corazón se abre. Hablo con palabras amorosas. Tengo un amante maravilloso y ambos somos felices y estamos en paz.
  • Tengo una relación íntima feliz con una persona que me ama de verdad. Solo atraigo relaciones sanas. Siempre me tratan bien.
  • Las relaciones de afecto duraderas iluminan mi vida. Estoy a salvo expresando amor. Siempre tengo la pareja perfecta en mi vida. Me abro para recibir una relación amorosa maravillosa. En lo más profundo del centro de mi ser hay un infinito manantial de amor.