viernes, 22 de octubre de 2021

Fortalece tu sistema inmunitario habitando tu cuerpo



El gran fortalecimiento del sistema inmunológico ocurre cuando habitas tu cuerpo. Cuanta más conciencia traes al cuerpo, más fuerte se vuelve el sistema inmunológico. Es como si cada célula despertara y se alegrara ante tu atención. Al cuerpo le encanta que estés presente. Esto supone una potente forma de auto curación.


La mayoría de las enfermedades invaden nuestro organismo cuando no estamos presentes en nuestros cuerpos. 

Si el dueño no está presente en la casa, todo tipo de personajes sombríos se alojarán en ella. Cuando habitas tu cuerpo, será difícil que los huéspedes indeseados entren.

De esta manera, no sólo tu sistema inmunológico físico se fortalece; tu sistema inmunológico psíquico también se refuerza enormemente.

Este último te protege a tí de los campos negativos mentales y emocionales de los demás, que son muy contagiosos.

Habitando tu cuerpo te proteges, no por medio de un escudo, sino elevando la frecuencia vibratoria de todo tu campo de energía, de modo que todo lo que vibra a una frecuencia más baja como el miedo, la ira, la depresión, etcétera, existe ahora en un nivel de realidad virtualmente diferente.

Te propongo que no aceptes o rechaces lo que estoy diciendo porque sí, mejor, ponlo a prueba.

Hay una meditación de autocuración muy sencilla pero efectiva, que puedes hacer siempre que necesites elevar tu sistema inmunológico.

Es particularmente efectiva si la usas cuando sientas los primeros síntomas de una enfermedad, pero también funciona con enfermedades que ya están arraigadas si la practica frecuentemente con una concentración intensa.

También contrarrestará cualquier perturbación de tu campo de energía por alguna forma de negatividad.



Sin embargo, no es un sustituto de la práctica diaria de estar en el cuerpo; de lo contrario, sus efectos serán sólo temporales.

Esta es la meditación:

  • Cuando no estés ocupado/a durante algunos minutos y especialmente por la noche antes de quedarte dormido/a y por la mañana antes de levantarte, “inunda” tu cuerpo con Conciencia.
  • Cierra los ojos. 
  • Acuéstete sobre tu espalda. 
  • Toma conciencia de diferentes partes del cuerpo para enfocar su atención, brevemente al comienzo: las manos, los pies, los brazos, las piernas, el abdomen, el pecho, etc. Siente la energía vital en esas partes tan intensamente como puedas.
  • Permanece con cada parte quince segundos más o menos.
  • Después, deja que tu atención corra por el cuerpo como una ola unas cuantas veces, desde los pies a la cabeza y en sentido contrario de nuevo.
  • Esto no requiere más de un minuto.
  • Luego, siente el cuerpo interior en su totalidad, como un único campo de energía.
  • Mantén esa sensación durante unos minutos.
  • Debes estar intensamente presente durante ese tiempo, presente en cada célula de tu cuerpo.
  • No te preocupes si la mente logra ocasionalmente arrastrar tu atención fuera del cuerpo y te pierdes en algún pensamiento.

  • En cuanto notes que ha ocurrido esto, simplemente vuelva tu atención al cuerpo interior.

Comienza a practicarlo, habrá un antes y un después. Es es el poder del Ahora.

Bibliografía: El Poder del Ahora (E. Tolle)

COMPÁRTELO EN WHATSAPP CON LA GENTE QUE AMAS

miércoles, 1 de septiembre de 2021

Bendice el dinero para atraerlo




Alguna vez te has puesto a pensar que imagen tienes del dinero? Quizá tengas mensajes grabados como que "el dinero es sucio", que "no lo mereces", o que "los ricos son malos", que "no es bueno ser ambicioso", etc;

Quita ya esos pensamientos de tu mente! Lava tu mente de negatividades y de pensamientos erróneos. El dinero es el símbolo de Providencia Divina en el campo material, el dinero es energía, es esencial para la circulación de la riqueza.


EL DINERO ES MI AMIGO

Es un compendio de afirmaciones positivas para ejercitar y aprender a tener realmente al dinero como nuestro aliado, nuestro amigo en el sentido simbólico de la palabra, es decir que todos podamos rever cual es nuestra relación real con el dinero, si el dinero no abunda en nuestras vidas, seguramente es porque no estamos en la misma frecuencia vibraciones del dinero, por esta razón es que seguramente el dinero no fluye en abundancia.

Esta afirmación es para que puedas visualizar el dinero en abundancia, pero sintiéndote poderoso y positivo, en la vibración de prosperidad en abundancia, porque de nada nos sirve repetir las afirmaciones si en nuestra mente hay pensamientos y emociones de escases…..

Este es nuestro sentir: que todos podamos sentir que el dinero es nuestro amigo, nuestro aliado incondicional, como herramienta para acalmar nuestros deseos.

Creemos que el Universo está a la espera de enviarnos todo el dinero que seamos capas de recibir conforme a nuestra fe, por esa razón aliñemos nuestros pensamientos y nuestro sentir con una vibración de “amor”, de “amistad” hacia el dinero. Limpiemos nuestra mente de pensamientos erróneos tales como que el dinero es malo, el dinero corrompe, el dinero es sucio, etc.

Llenemos nuestra mente con pensamientos amistosos de alegría y ganas de recibirlo en nuestras vidas, porque de verdad que lo merecemos.

Deseamos que con estos aprendizajes seáis bendecidos infinitamente. Que reciban del universo dinero en cantidad, y que lo compartan con su familia, con los mas necesitados, amigos, y quien pueda estar necesitando de apoyo en estos momentos. Hay muchos que están necesitando optimismo y un empujoncito para poner primera y alcanzar sus sueños, se el eslabón para bendecir una vida, que al mismo tiempo serás bendecido... 

RECUERDA EL PRINCIPIO DIVINO:  


Dando es como recibimos. 

Todo lo que das vuelve multiplicado, 

esa es una gran verdad Universal 


BENDICION del DINERO

Bendecir es “bien decir”, o sea decir el bien; desear el bien y hacer el bien. Al bendecir y dar gracias por anticipado, todo se multiplica por Ley Cósmica Universal. Como muestra de fe en la Voluntad Divina del Universo y la manifestación de todo deseo de cosa próspera buena que ha de venir del bien, nos preparamos para bendecir:

Bendice el dinero en tus manos, sosteniendo tus billetes o monedas (billetera o monedero) en la mano y llevándolo hacia la altura del corazón (sobre el pecho) bendice en un lugar tranquilo y en voz alta, sintiendo cada palabra:

"Todopoderosa y Magna Presencia de Dios Yo Soy, invocando a la amada Señora Abundia, Diosa de la Abundancia, Ser de Luz del Rayo Oro-Rubí, para que bendiga el dinero en mis manos, se multiplique, se precipite y expanda para ser usado para el bien y en bien” 

Gracias porque así es y así será, hecho esta! Amén.


COMPARTE ESTE ARTÍCULO CON LA GENTE QUE AMAS

jueves, 26 de agosto de 2021

Eckhart Tolle: "Vivimos atrapados entre el pasado y el futuro”

 Eckhart Tolle


Eckhart Tolle nació en Alemania en 1948, pero vive actualmente en Canadá. Residió con su padre en España desde los 13 hasta los 20 años, cuando se trasladó a Inglaterra. Estudió en las Universidades de Londres y Cambridge. Cuando tenía 29 años tuvo un despertar espiritual que le llevó a iniciar su labor como consejero y maestro.

La esencia del pensamiento de Tolle es clara: debemos concentrarnos en el presente, en lo que estamos realizando en este momento. Eso hará que nuestros pensamientos no gobiernen nuestra vida y que todo fluya con suavidad.


La forma de realizarlo es tomando consciencia de nuestro cuerpo, de nuestras sensaciones y de todo lo que nos pueda «anclar» a la realidad que estamos viviendo AHORA. A partir de ahí podremos observar nuestros pensamientos «desde fuera», es decir, sin identificarnos con ellos.

A continuación transcribimos una entrevista que Tolle concedió al Diario Vanguardía y donde desarrolla claramente este pensamiento:

  • La mente humana tiene un elemento muy grande de disfunción, casi de locura, basta ver la historia del siglo XX. Pero creo que estamos ante un cambio de conciencia.


  • ¿Por qué?
    Recibo a diario cientos de cartas y correos de gente de todo el mundo que está experimentando esa transformación. Cuando se alcance un número crítico, veremos un cambio global.


  • ¿Y en qué consiste ese cambio individual que será global?
    En tomar conciencia de que dentro de la mente hay una voz que constantemente habla: es el diálogo interior.


  • Ruido…
    Dicen los psicólogos que el 98% de los pensamientos cotidianos son repeticiones de pensamientos antiguos. La mayoría de la gente se ha identificado con esa voz, cree que ella es la voz.


  • ¿Y qué somos?
    El sentido de lo que soy, del yo, deriva de los pensamientos, de esa voz que me cuenta mi historia personal y las cosas con las que me identifico. Pero más allá de este yo superficial hay un yo más profundo con el que hemos perdido el contacto.


  • ¿No somos un conjunto de vivencias y sentimientos?
    Nos identificamos con el pasado y nos proyectamos en el futuro. Nuestra mente busca la realización en el momento próximo: dentro de una hora, un mes o cinco años. Vivimos tratando de llegar al momento siguiente, y eso se ha convertido en un patrón mental que nos hace vivir en un estado perpetuo de insatisfacción, porque no realizamos lo más importante que hay en la vida, que es el momento presente.


  • ¿Cómo cambiar ese patrón mental?
    El primer paso es tomar conciencia de que hay una voz en mi mente que es en realidad un antiguo pensamiento que se repite. El segundo paso es hacerse más consciente de nuestra relación con el momento presente; es decir, preguntarse muchas veces al día cuál es mi relación con el momento presente: ¿trato ese momento como si fuera mi amigo o mi enemigo?


  • Entiendo.
    O estamos en una situación de oposición al momento presente (no me gusta donde estoy, esto no debería pasar, no me gusta lo que haces…), o simplemente lo utilizamos para llegar al momento próximo en el que me gustaría estar. Así la vida se pierde.


  • ¿Qué hacemos?
    Siendo consciente, tengo el poder de elegir transformar el presente en un amigo. La vida y el momento presente son lo mismo, no aceptarlo es estar contra la vida.


  • Pero hay trabajos que terminar, proyectos…
    No estoy hablando de tiempo de reloj sino de tiempo psicológico. La mente es una herramienta útil: tengo ese proyecto y le dedico un tiempo de reloj con presencia. La disfunción es proyectarse mentalmente en el futuro, pensar que quieres acabar mientras estás en ello, eso es el estrés. Le daré algunos consejos: empiece por sentir la vida dentro de su cuerpo.


  • ¿Cómo?
    Cierre los ojos y pregúntese cómo puede saber si su mano todavía está ahí; entonces la atención va de la cabeza –donde normalmente reside– a la mano: sentirá una cierta vitalidad en ella. Esa energía, ese calor, puede sentirlo en el resto del cuerpo. Sentir el cuerpo puede ser un ancla para el momento presente. Basta un minuto, pero hay que hacerlo varias veces al día.


  • ¿Sentir la vida más allá de los pensamientos?
    Exacto, cada vez que lo haces estás presente. Otro consejo es tomar consciencia de las percepciones sensoriales. Si quieres entrar en el momento presente, ancle parte de la percepción en el cuerpo y el resto en percibir lo que le rodea. La compulsión de nombrar lo que vemos y enjuiciar desaparece…


  • En el hacer nos perdemos.
    Porque el ruido mental nos controla. Otra práctica es hacer las cosas cotidianas con consciencia, cosas que hasta ahora eran un medio para llegar a un fin. Sienta el agua fría cuando se lava las manos.


  • No pensar, percibir...
    Así es, introducir poco a poco presencia en la vida, darle calidad. El momento presente no es lo que sucede sino tu consciencia. Debemos introducir esa dimensión en nuestra vida y durante un tiempo la vieja consciencia vendrá y nos perderemos en ella, pero volveremos a despertarnos.


  • ¿Y las emociones?
    Son una reacción del cuerpo a los pensamientos. Si la mente me dice que una situación es mala o desagradable, el cuerpo lo acepta como realidad y tengo emociones negativas. Transformamos casi toda nuestra vida en algo problemático.


  • El sufrimiento se acumula…
    Los pensamientos crean emociones, emociones que a su vez refuerzan viejos dolores emocionales. Pero si estás presente, el cuerpo dolor, como yo lo llamo, no puede utilizar tus pensamientos. Sabes que sientes frustración o rabia, pero no te identificas con ello.


  • ¿Cómo romper la distancia con los otros?
    Por medio de los pensamientos yo me interpreto a mí mismo, me nombro mi vida como buena o mala, defino mi existencias por medio de palabras. Yo me lo hago a mí mismo y lo hago con las otras personas, ésa es la separación que cada persona siente: la pantalla mental que surge cuando lo único que sientes son tus pensamientos.

COMPÁRTELO EN WHATSAPP CON TUS AMIGOS

viernes, 16 de julio de 2021

Psicotest: ¿Quién llama a la puerta?

La puerta representa un límite simbólico. Un estado de transición entre nuestro mundo interno y nuestra realidad externa. En ambos compartimentos se puede encontrar un lugar de escape, de seguridad, de evolución,  pero también de amenaza, tensión y presión.

Es cruzando una puerta que exploramos el mundo. El acto de cruzar un umbral tiene el significado de reencuentro, fusión y descubrimiento de un mundo nuevo, algo externo.

La puerta también es un símbolo poderoso en el trabajo analítico de los sueños . Soñar con una puerta abierta es un indicio de una evolución interior. Soñar con una puerta cerrada es un indicio de las presiones emocionales sufridas, si la puerta está sin cerradura refleja un sentimiento de agobio, el soñador se siente aplastado por obligaciones, compromisos o sus propias imposiciones morales.

Dar un portazo, en sentido literario, es una señal inequívoca de que la situación nos ha abrumado, no hemos podido afrontar la escalada emocional que nos ha llevado a un secuestro emocional. Una situación en la que las emociones y en particular la ira y la frustración se han apoderado de nosotros, comprometiendo nuestra capacidad de pensar racionalmente.

Dar un portazo expresa la incapacidad de afrontar situaciones de alto impacto emocional de forma más madura , pone de manifiesto una escasa capacidad de afrontamiento y regulación de las emociones. Quienes cierran la puerta y se van no cuentan con los recursos psicológicos para afrontar circunstancias adversas de forma madura y asertiva.

Pero... ¡¡vamos con el Test!!: Estás en casa, relajado en el sofá, sin esperar visitas. Llaman a la puerta pillándote completamente desprevenido. Es una visita inesperada, ¿ quién crees que es?

¡Advertencia! Debe ser una respuesta instintiva, sin pensar. Mire la puerta y lee los nombres de la lista inferior. Entre todos ellos, ¿quién crees que llamó a tu puerta?

¡OJO!: cuando decimos "¿quién crees que es?" no nos referimos a  "¿quién quieres que sea?" 



  1. El cartero
  2. Un pariente

  3. Un amigo

  4. Una persona que se ha equivocado

  5. Un vendedor

  6. Una visita no deseada

Como siempre, les recuerdo que las pruebas psicológicas del psicoasesor explotan el  simbolismo psicoanalítico  pero que no representan, en modo alguno, una consulta profesional.

1. El cartero

El cartero es portador de noticias, señala lo inesperado, lo desconocido. De hecho, incluso después de abrir la puerta, todavía no sabrá qué hay en su "mensaje". Si tu elección recae en el cartero, eres una persona muy flexible, que no le teme a lo inesperado y que se adapta a cada situación.

Eres muy polivalente y sobre todo asumes tus responsabilidades sin culpar a los demás. Eres un soñador: ¿qué habrá en la carta del cartero? Tu mente soñadora te llevará a fantasear incluso antes de tomar la carta de la mano. El cartero que llama a la puerta y la acción de abrirla indica una apertura al cambio, novedad y renovación. Quieres un soplo de aire fresco en tu vida.

2. Un pariente

Un pariente es una figura definida de manera abstracta, puede ser tanto un padre como un abuelo. Personas que han sido parte de nuestro desarrollo emocional y que son, de alguna manera, una extensión de nuestro yo. Aquellos que han pensado instintivamente en un familiar están pasando por un período de especial vulnerabilidad y tienen una necesidad oculta de protección. El familiar representa el "vínculo" el que pudo (o pudo haber) tranquilizado, ¡lo que necesitas ahora es tranquilidad!

Esta elección también denota la necesidad de dejar atrás el pasado: perdonar un mal sufrido, cesar todos los rencores y confinar el dolor al pasado. Una visita inesperada de un familiar simboliza conflictos no resueltos y un fuerte deseo de resolución.

3. Un amigo

El amigo representa la apertura al mundo. Si bien los lazos parentales son primordiales, la amistad representa una evolución emocional, una cierta emancipación lograda con la madurez. Eres una persona jovial, muy abierta al mundo y sociable. Los amigos saben que pueden contar contigo, incluso si te describen como de " temperamento" .

Es una persona que está disponible y que ama profundamente su independencia, no puede soportar las limitaciones y no acepta compromisos. Eres franco, prefieres decir lo que piensas y eso no siempre te hace alimentar las simpatías de los demás. Estás muy proyectado hacia la comparación pero no siempre estás dispuesto a cuestionarte y siempre quieres afirmar tus razones.

4. Una persona que se ha equivocado al llamar a tu puerta

¿Están llamando a tu puerta? "¡Debe haber algún error! ¡No me buscan! ".
Para no tener una  intromisión  en tu intimidad, tu instinto te lleva a creer que podría ser un error. Como os explicamos en la introducción, la puerta representa la fusión entre el mundo interno y externo. Al señalar un error, resaltas tu aptitud para el cierre: eres introvertido, solitario y no te gusta compartir tus cosas con los demás.

Quizás esta elección esté dictada por tu desconfianza, tu experiencia te lleve a no confiar en la gente y a labrar tu propio espacio circunscrito muy personal. Sin embargo, esta elección te impide abrirte al mundo que podría llevarte a una evolución inesperada, ¡pero no te gustan tanto las cosas inesperadas! Odias lo inesperado y te gusta lidiar solo con lo que ya conoces.

5. Un vendedor

El vendedor suele ser una persona molesta, que llega en cualquier momento y quiere imponer su presencia para atender las compras más dispares. A nivel simbólico, el vendedor evoca la intrusión, el control, la ruptura de fronteras ya delineadas con dificultad.

En tu vida hay una persona que limita tu autonomía y que te hace sentir, hasta cierto punto, controlado, no libre para hacer lo que realmente sientes. Ha aprendido a actuar por miedo a decepcionar a los demás, por lo que tiene dificultades para tomar decisiones por su cuenta. Eres la persona clásica a la que le encanta cambiar, te gusta acumular objetos (el último smartphone de moda o ese par de zapatos tan querido) y te gusta cuidar las apariencias.

Hay una parte de ti que siente la necesidad de emerger. Tu mente es como un contenedor de elementos que aún no han sido desenterrados y quieres hacerlo. Sientes la necesidad de liberarte de cualquier limitación y finalmente encontrar tu total y completa autonomía.

6. Una visita no deseada

Llaman a tu puerta y piensas que es una visita no deseada, ¡sin importar quién, cómo y cuándo! Eres una persona que inmediatamente se proyecta a sí misma para lo peor. Esto dice mucho de tu experiencia personal en la que has recogido una serie de malas experiencias que te han llevado a un sutil cinismo y pesimismo.

Tu elección denota un carácter ansioso, con miedo a tener que lidiar con situaciones nuevas que podrían arruinar tus patrones. Todo esto subraya una rigidez mental y un miedo fuerte: ¡no estás cerrado al mundo, sino que estás asustado por el mundo!

Si crees que tu visita no deseada es portadora de malas noticias, se señala una personalidad hipocondríaca, que teme a las enfermedades y a la muerte de sí mismo y de sus seres queridos. Por el contrario, si no enfocas tu atención en quién podría ser, simplemente pensando que quien sea es una persona no deseada, señalas una personalidad extremadamente insegura, que teme cualquier intrusión porque más que estar enfocado en el invitado, está concentrada en sí misma y en el miedo a ser inadecuada.

Cuéntanos el resultado!!!

COMPÁRTELO EN WHATSAPP CON TUS AMIGOS

Nuestras pruebas psicológicas se realizan utilizando simbolismo y teorías psicoanalíticas, sin embargo es bueno aclarar que  solo tienen un propósito lúdico  y no pueden reemplazar ningún análisis psicológico del tema. Estas valoraciones, aunque sean elaboradas según criterios estadísticos y subrayando teorías psicoanalíticas,  sólo tienen el carácter de curiosidad y entretenimiento.

jueves, 8 de julio de 2021

Cómo combatir estados de preocupación y ansiedad

 


La sociedad moderna, la vida que vivimos hoy y todos sus aspectos, para bien o para mal, nos afectan: el estrés y el ritmo frenético suelen ser motivo de preocupación y ansiedad. Algunas personas muestran dificultades para lograr y mantener la serenidad debido a la inquietud, la agitación y una rumia involuntaria a lo largo del tiempo.

Esta inquietud puede ser causada por el estilo de vida, por un evento desencadenante específico, una tensión, por una predisposición cultural o hereditaria. Las preocupaciones impregnan la mente de estas personas hasta tal punto que comprometen su existencia , hasta el punto de degenerar en formas de trastornos de ansiedad, pero existen soluciones para intentar recuperar la serenidad.

Cómo distinguir la preocupación del trastorno de ansiedad

Aunque a menudo, en el lenguaje corriente, ansiedad y preocupación adquieren el mismo significado, en realidad no son sinónimos. Los dos términos identifican dos condiciones muy distintas : reconocerlas y clasificarlas de la manera correcta es fundamental para entender cómo identificar las terapias adecuadas, qué tratamiento es más efectivo para vencerlas.

La diferencia más importante entre ansiedad y preocupaciones es que las preocupaciones actúan provocando problemas a un nivel puramente mental, en los pensamientos; por el contrario, las ansiedades también se manifiestan fuertemente en el plano físico.

Se puede decir que las preocupaciones actúan de forma más racional que la ansiedad: las preocupaciones se centran en un elemento específico, mientras que la ansiedad es más generalizada y no solo afecta a un solo pensamiento en particular, aunque pueda haber un factor desencadenante específico.

Además, la preocupación, cuando ocurre, también trae consigo el estímulo para buscar una solución a la situación que la provocó, mientras que la ansiedad actúa en sentido contrario.

Quienes padecen el síndrome de ansiedad se ven catapultados a un torbellino de negatividad, inquietud, agitación, tensión, miedos y problemas que quedan sin resolver; de hecho, a menudo surgen otras preguntas en respuesta, otros miedos que no hacen más que alimentar lo que fácilmente puede convertirse en un túnel sin fin.
Se puede encontrar un remedio para la preocupación con bastante facilidad, es una condición que se puede solucionar en poco tiempo. Por el contrario, la ansiedad debe considerarse en todos los aspectos como una patología mental , un síndrome que se puede detener con tratamientos y terapias específicas.

Sin embargo, su curso también puede ser muy largo y, mientras tanto,  sufrir un trastorno de ansiedad puede tener fuertes repercusiones en la vida de la persona , influyendo en su desempeño psicofísico. Quienes la padecen pueden experimentar problemas de aprendizaje, memorización, atención pero también de las funciones motoras del propio cuerpo.

Las consecuencias de la ansiedad pueden tener implicaciones inesperadas y afectar la vida diaria de más formas de las que uno podría pensar, por ejemplo: un estudio de 2011 mostró cómo la ansiedad inhibe las habilidades de negociación, una habilidad muy importante en ciertos campos profesionales.
Para ello, es importante acometer tratamiento con un terapeuta especializado lo antes posible. Un curso de psicoterapia cognitivo-conductual suele ser útil.

¿Qué es el trastorno de ansiedad generalizada?

Puede suceder que una persona sometida a este tipo de trastorno mental caiga en un estado de preocupación continua por los motivos más dispares: preocupaciones e inquietudes que resultan injustificadamente sobredimensionadas, tanto en intensidad como en duración. Cuando surge tal situación, existe la posibilidad real de enfrentarse a un caso de Trastorno de Ansiedad Generalizada .

Se llama generalizado precisamente porque no se refiere a una situación concreta: todo lo que rodea a la persona que la padece puede percibirse como fuente de problemas. Es una condición que, a diferencia de una única preocupación, actúa en un espectro tan amplio que aparentemente es imposible que quienes la padecen la contraigan.

Síntomas del trastorno de ansiedad generalizada

Las personas con  trastorno de ansiedad generalizada  experimentan varios síntomas:

  • fatiga;

  • irritabilidad;

  • dificultad para mantener la concentración;

  • deterioro de la memoria;

  • trastornos del sueño;

  • tensión muscular prolongada;

  • dolores musculares generalizados;

  • temblores

  • fuerte sensación de fatiga enfocada en las piernas.

Por lo general, sufrir un trastorno de ansiedad generalizada provoca  preocupaciones constantes a lo largo del día , sobre cualquier aspecto de la vida: el trabajo, el dinero, las relaciones con la familia. Son pensamientos que en realidad no conducen de ninguna manera a encontrar soluciones a aquellos que en realidad son problemas y para los que la persona ya no se siente libre.

En la persona todo esto provoca entonces temores por las preocupaciones que pudieran surgir , dando vida a un círculo vicioso que no puede hacer más que aumentar la intensidad del trastorno y en consecuencia los síntomas físicos y los dolores que se derivan de él. El estudio de casos de trastorno de ansiedad generalizada ha demostrado que las personas que lo padecen suelen adoptar determinadas conductas recurrentes que, de ser reconocidas, pueden conducir fácilmente al diagnóstico del problema y por tanto al tratamiento con los tratamientos y terapias adecuados.

Estos comportamientos son:

  • busque continuamente la tranquilidad de las personas que rodean el tema y de ellos mismos. En realidad, es una actitud improductiva, las garantías recibidas no serán suficientes para disipar definitivamente los miedos y preocupaciones.

  • Intente de todas las formas posibles sofocar la preocupación. Es un comportamiento altamente contraproducente porque la persona tendrá sus pensamientos enfocados en las preocupaciones mismas.

  • Buscando la perfección en todo lo que haces, impulsado por la inseguridad y el miedo a no triunfar, por la preocupación de no poder alcanzar la meta marcada o asignada.

  • Intentar por todos los medios escapar de las situaciones en las que se originan los miedos y las inquietudes: un arma de doble filo, que a su vez puede generar preocupación por las consecuencias que la propia ausencia pueda haber causado.

  • Intente a toda costa posponer el evento que desencadena la preocupación, por ejemplo, porque no se siente a la altura de la tarea.

Técnicas para superar preocupaciones

Por lo general, las preocupaciones giran en torno a lo que cree que podría suceder en el futuro. Para frenar la llegada continua de este tipo de pensamientos es necesario intentar centrar la atención en el presente . Al tener éxito en esta tarea, también puede alcanzar un mayor nivel de conciencia sobre sus emociones.



Es obvio que no es posible lograr este resultado en dos pies, no es fácil, es necesario emprender un cierto camino de apoyo. Es muy útil recurrir a prácticas para incrementar la capacidad de controlar la respiración por ejemplo.
Las técnicas de relajación como el entrenamiento autógeno también son muy útiles. Además, el uso de la meditación mindfulness ayudará a centrar la atención en el presente, haciéndote salir gradualmente del círculo vicioso desencadenado por las preocupaciones.

Terapias para combatir la ansiedad

Una vez reconocido el trastorno de ansiedad generalizada en el paciente, el médico suele sugerir dos vías terapéuticas en paralelo, una farmacológica y otra psicológica, fundamentales para tratar los síntomas de ansiedad, que pueden variar en función de la gravedad del trastorno. A menudo no es posible ignorar la ingesta de fármacos, que pueden ofrecer una contribución fundamental a la acción eficaz de otras terapias.

A nivel psicoterapéutico es muy útil para afrontar un camino de terapia cognitivo conductual . Es una terapia que reconoce el origen del trastorno de ansiedad en algunos procesos mentales y creencias erróneas del paciente. La terapia de punta para modificar aquellos que la teoría de referencia define los pensamientos negativos, las emociones disfuncionales y la conducta desadaptativa del paciente relacionada con el problema, con el objetivo de facilitar la reducción y eliminación del síntoma o trastorno psicológico.


COMPÁRTELO EN WHATSAPP CON QUIEN LO PUEDA NECESITAR

lunes, 5 de julio de 2021

Las energías de los demás, nos afectan a nivel emocional

Las personas intuimos y absorbemos la energía de otras personas. Esto explica por qué a veces nos podemos sentir  incómodos cuando estamos con ciertos grupos de personas.

Un estudio realizado por la Universidad de Bielefeld demostró que los seres humanos estamos influenciados por las vibras del entorno. Las flores necesitan agua y luz para crecer y las personas no somos diferentes.

Nuestro cuerpo es como una esponja, que absorbe parte de lo que gravita en el ambiente. Nuestro organismo también aprovecha de la vibra que desprenden otros organismos para alimentar estados emocionales.




Todos tenemos una persona en nuestro entorno que es capaz de chuparnos toda nuestra energía y dejarnos por los suelos. También tenemos a la contraria una persona cuya presencia simplemente nos inspira.


¿Qué es esta energía?

La energía es la capacidad que posee un cuerpo para realizar un trabajo. Todos los cuerpos pueden acumular vibras y producir cambios sobre sí mismos o sobre otros elementos. De hecho, cuando realizamos cualquier actividad lo que estamos haciendo en el fondo es un trasvase de energía.

Todos los seres vivos necesitamos distintos tipos de energías para desarrollar nuestras actividades obteniéndolas a través de la alimentación. También las podemos obtener de la naturaleza, concretamente en el viento, el agua, el calor, la luz, etc.

También te puede interesar: Meditación: técnicas fáciles para principiantes

Sin lugar a dudas, la energía es esencial para nuestras vidas, la ausencia de ella dificulta muchas de las actividades cotidianas, como trasladarse, cuidarse, trabajar o hacer deporte.

Parece que los humanos también podemos absorber la energía que emana de los animales y de la naturaleza. Esa es la razón por la cual estar en contacto con la naturaleza es estimulante y energizante para tanta gente.




Por su parte, la Zooterapia o terapia asistida con animales tiene como misión aprovechar a los animales para mejorar las condiciones de los pacientes.

Cuando el estado energético personal está bajo todo se hace más cuesta arriba y las dificultades se multiplican. Es necesario preguntarnos qué acciones, sucesos o personas nos aportan un estado energético positivo.

Las acciones y personas que nos aportan buena energía nos ayudan a recorrer el camino de manera más proactiva. Para aumentar nuestro estado energético, además de rodearnos de personas positivas, hay que trabajar a nivel interno.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO CON LA GENTE QUE AMAS

jueves, 20 de mayo de 2021

Las 4 leyes de la espiritualidad para afrontar la vida


Buscamos constantemente una lógica que explique eventos y personas que hemos conocido en nuestra vida. Corremos tras un "por qué", nos vestimos de "víctimas", de "verdugos". Nos preguntamos por qué no hemos podido hacerlo mejor o no. Obsesionado con el control, con la razón, con obtener una explicación que nos proteja del sufrimiento futuro.

Para detener este giro vertiginoso en el que corremos el riesgo de caer junto con nuestros pacientes, algunos principios simples pueden ayudarnos. Se les conoce como las Cuatro Leyes Espirituales y se transmiten como parte de la cultura milenaria de la India. Estas leyes son enseñanzas importantes para todos y nos ofrecen un valioso material de reflexión:

1ª LEY: "La persona que entra en tu vida es la persona adecuada para ti"

La primera ley nos enseña que no nos encontramos con nadie por casualidad. Toda persona que pasa por nuestra vida lo hace para enseñarnos algo (para bien o para mal) y para favorecer nuestra evolución.

Si me encuentro con una persona a lo largo de mi camino es porque he elegido recorrer ese camino. Lo hice porque me gustaba, porque lo creí cuando lo empecé, porque me llevaría a donde quería ir o porque los acontecimientos me obligaron.

Por eso conoceré a personas que tengan que ver con mi elección. Pueden ayudarme o entorpecerme, pero de cada uno de ellos puedo aprender una lección (ya sea positiva o negativa).

2ª LEY: "Lo que pasa es lo único que pudo haber pasado"

La segunda ley nos muestra cómo nada de lo que sucede, o ha sucedido, podría haber sucedido de manera diferente. Todo lo que nos sucede tiene un significado y un propósito definitivos para nosotros.

Todo sucede por una razón y eso es perfectamente correcto. No tiene sentido reflexionar sobre por qué algunas decisiones han sido más sensatas que otras o si algunas nos han desviado del rumbo. He experimentado lo que me hace y lo que no. Me he dado cuenta de dónde puedo y quiero ir y es en esa dirección que se concentran los pensamientos y las energías.

3ª LEY: "Siempre que algo comienza, ese es el momento adecuado"

La tercera ley explica cómo todo llega en el momento perfecto, ni antes ni después. Cuando estemos listos para dar la bienvenida a algo nuevo en nuestra vida, entonces comenzará.

Muchas veces anhelamos un cambio, un punto de inflexión que nos devuelva el bienestar y la serenidad. Si, por el contrario, estamos bien, nos gustaría detener el mundo y continuar lo que estamos viviendo indefinidamente. Ninguna actitud es factible.

No es posible volver a estar bien, por arte de magia, si no hemos aprendido lo que nos hizo sentir mal y no hemos atesorado la experiencia y por otro lado, no tiene sentido oponerse a cosas nuevas y cambios por miedo a perdiendo eso. que hemos construido. Si se produce un nuevo comienzo es porque hemos actuado para que suceda.



4ª LEY: "Cuando algo llega a su fin, termina"

La cuarta ley nos recuerda que debemos respetar las cosas que terminan. Lo terminado hay que dejarlo y proceder enriquecidos por la experiencia y la enseñanza adquirida.

Debemos aprender a respetar los ciclos. Cada experiencia tiene un principio y un final. En cada historia y en cada relación hay muchos nuevos comienzos y muchos finales. Es un enriquecimiento para nosotros y para nuestro camino, aunque sea la norma que más nos puede asustar. Hemos aprendido a experimentar la pérdida con un significado negativo. Como si estuviéramos privados de algo que era nuestro y ya no es nuestro. Sin embargo, si pierdo algo, también tengo la oportunidad de liberarme de cualquier noticia.

Si no aceptamos este último paso corremos el riesgo de bloquear todos los demás, corremos el riesgo de anclarnos al dolor y privarnos de la alegría o incluso apegarnos obstinadamente a una alegría que, en un momento determinado, ya no será real, sino sólo una. memoria que nos impedirá recibir más.

En conclusión, el análisis de estos principios universales nos permite comprender cómo podemos cambiar de rumbo si nos damos cuenta de que esto no nos pertenece o ya no nos refleja. Para ello no es necesario llevar con nosotros dudas, dudas y sufrimiento por lo que no salió como queríamos.

Las experiencias nos han enseñado lecciones importantes que, una vez aprendidas, siempre estarán con nosotros.

No insistas, la flor no florece antes de tiempo. Ni aunque lo implores, ni aunque intentes abrir sus pétalos, ni aunque lo inundes de sol. Tu impaciencia te impulsa a buscar la primavera; cuando solo necesitas abrazar tu invierno ".(A. Luz Márquez)

COMPARTE ESTE ARTÍCULO CON LA GENTE QUE AMAS