miércoles, 11 de octubre de 2017

Técnica China Revitalizante Del Cubito de Hielo

Esta técnica se encuentra directamente relacionada con la medicina tradicional china, concretamente con la acupuntura, con mil años de antiguedad.
Se trata de poner un cubito de hielo en el punto justo donde la cabeza y el cuello se conectan. 
Este punto se llama "Feng Fu" que traducido quiere decir "mansión del viento".Lo cierto es que el contacto diario del frío sobre ese punto puede hacer que tu cuerpo cure y recargues las energías para que te sientas un poco más joven, a parte de otros muchos beneficios.



LA TÉCNICA ES LA SIGUIENTE:

IMPORTANTE: este método puede mostrar contraindicaciones en casos de esquizofrenia, epilepsia, marcapasos y durante el embarazo.

Sólo pon el cubito de hielo en el punto Feng Fu y ponte un pañuelo anudado, de tal manera que lo sujete y evite que caiga. Mantente así durante 20 minutos. Lógicamente, al principio empezarás a sentir congelada la zona, pero después de 30 o 40 segundos te acostumbrarás.




¿Qué conseguimos con esto? Pues que tus endorfinas se liberarán en la sangre y comenzarás a sentirte más eufórico cada día, mejorando no sólo tu estado anímico sino estos beneficios más que adjuntamos a continuación:

Mejora el sueño
Mejora  la digestión
• Evita resfriarse con tanta frecuencia
• Menor dolor en las articulaciones, de muelas y de cabeza
• Mejora sistema respiratorio y cardiovascular
• Evita los cambios degenerativos de la columna vertebral y de   los tratamientos neurológicos
• Ayuda en las infecciones gastrointestinales
• Evita trastornos de la glándula tiroides
• Contra la hipotensión, hipertensión y artritis
• Evita el asma
• Ayuda en  la desnutrición o la obesidad
• Evita la celulitis
• Mejora dolores menstruales y ayuda con la impotencia, la infertilidad, las glándulas endocrinas y la frigidez
•Evita el insomnio, la fatiga crónica, depresión, estrés y todo lo referido trastornos psico-emocionales



Es importante tener en cuenta que este método ayuda a equilibrar nuestro cuerpo, lo cual técnicamente no es una cura, sino un método de rejuvenecimiento.


(Del Gran Libro de Medicina Tradicional China)