martes, 12 de abril de 2016

SEQUEDAD EN LOS OJOS: Remedios

Debido a la contaminación atmosférica, el polvo, el tiempo que empleamos delante de las pantalla del ordenador; la sequedad de ojos es un problema que padece una gran parte de la población. Otro factor desencadenante de la sequedad ocular es la edad. Debido al paso de los años, las glándulas lacrimales dejan de segregar suficiente lágrima, sobre todo en el caso de las mujeres con menopausia. 
Los ojos se lubrican gracias a una sustancia aceitosa segregada por la glándula meibomio situada en los párpados y que protege al ojo de las agresiones externas. Con el tiempo,este aceite se vuelve más denso, lo que dificulta su salida de las glándulas con la consiguiente sequedad ocular.



Esto conlleva muchas incomodidades como picor, irritación, sensibilidad a la luz y los cambios de temperatura. Por tanto la sequedad de los ojos es algo que debemos tratar. 
Para aliviar esta desagradable sensación, existe un método sencillo que podemos realizar en casa fácilmente:

  1. Calentar y humedecer un guante o manopla  de baño de fibra suave en agua caliente (previamente se comprobará la temperatura para evitar quemaduras) y lo se aplica sobre los párpados durante 10 minutos.
    Remedio para sequedad de ojos
  2. Una vez transcurridos los 10 minutos y con las manos bien limpias; se realizará con los dedos,  un suave masaje con movimientos circulares sobre los párpados.
    Remedio para sequedad de ojos
Con estos pasos conseguiremos facilitar la secreción de aceite de las glándulas, mejorando la lubricación del ojo.
Es aconsejable realizar este método dos veces al día mientras persistan los síntomas o en momentos puntuales cuando los ojos están especialmente cansados después de una larga jornada delante de la pantalla del ordenador.
Lógicamente, si no cesa, habrá que consultar con el oftalmólogo, que podrá recetar la aplicación de diferentes colirios.