jueves, 25 de octubre de 2018

Bendición nahualt de perdón y liberación


Esta antigua y bella bendición fue creada en la lengua indígena mexicana nahuatl, hablada desde el siglo V en la región central de México. Es una bendición que trata del perdón, el cariño, el desapego y la liberación hacia uno mismo y nuestros ancestros. 

Esta preciosa oración es para sanar nuestras generaciones pasadas, para sanar nuestra descendencia, ya que cuando ha habido circunstancias negativas o destructivas en la vida de nuestros antepasados y/o en la nuestra y no ponemos nuestra intención en  sanarlas; los efectos de tales cosas pasan a las siguientes generaciones próximas y futuras, en forma de tendencias o inclinaciones hacia esos mismos errores y pecados. Por tanto, vamos a recitar desde lo más profundo de nuestro convencimiento y corazón; en un lugar tranquilo donde nadie nos pueda interrumpir y encontremos paz:




"Líbero a mis padres de la sensación de que me han fallado. Libero a mis hijos de la necesidad de traer orgullo para mí, que estos puedan escribir sus propios caminos según sus corazones, que susurran en sus oídos todo el tiempo. Libero a mi pareja de la obligación hacia mí persona. No me falta nada, aprendo con todos los seres todo el tiempo.

Gracias a mis abuelos y ancestros que se reunieron para que hoy respire mi vida. Los libero de los fracasos del pasado, de los deseos que no cumplieron, consciente de que lo hicieron lo mejor que pudieron para resolver su situación dentro de la consciencia que tenían en ese momento. Los honro, los amo y los reconozco inocentes.

Me desnudo ante sus ojos, pues ellos saben que yo no oculto ni debo nada, más que ser fiel a mí mismo/a y a mi propia existencia. Caminando con la sabiduría del corazón, soy consciente de que cumplo mi proyecto de vida, libre de lealtades familiares invisibles o visibles que puedan perturbar mi paz y felicidad, que son mis únicas responsabilidades.






Renuncio al papel de salvador/a y de tener que cumplir las expectativas de los demás.
Aprendiendo a través, y sólo a través del amor, bendigo mi esencia, mi manera de expresar, aunque alguien pueda no entenderlo. Me entiendo a mí mismo/a, porque sólo yo viví y experimenté mi historia, porque me conozco, sé quién soy, lo que siento, lo que hago y por qué lo hago. Me respeto y me apruebo.
Honro la divinidad en mí y en ti. Somos libres".

ASÍ ES… GRACIAS AMADO UNIVERSO….AMEN

Si quieres realizar otra Afirmación de liberación y perdón de la gran maestra Louise Hay, haz click AQUÍ