viernes, 16 de julio de 2021

Psicotest: ¿Quién llama a la puerta?

La puerta representa un límite simbólico. Un estado de transición entre nuestro mundo interno y nuestra realidad externa. En ambos compartimentos se puede encontrar un lugar de escape, de seguridad, de evolución,  pero también de amenaza, tensión y presión.

Es cruzando una puerta que exploramos el mundo. El acto de cruzar un umbral tiene el significado de reencuentro, fusión y descubrimiento de un mundo nuevo, algo externo.

La puerta también es un símbolo poderoso en el trabajo analítico de los sueños . Soñar con una puerta abierta es un indicio de una evolución interior. Soñar con una puerta cerrada es un indicio de las presiones emocionales sufridas, si la puerta está sin cerradura refleja un sentimiento de agobio, el soñador se siente aplastado por obligaciones, compromisos o sus propias imposiciones morales.

Dar un portazo, en sentido literario, es una señal inequívoca de que la situación nos ha abrumado, no hemos podido afrontar la escalada emocional que nos ha llevado a un secuestro emocional. Una situación en la que las emociones y en particular la ira y la frustración se han apoderado de nosotros, comprometiendo nuestra capacidad de pensar racionalmente.

Dar un portazo expresa la incapacidad de afrontar situaciones de alto impacto emocional de forma más madura , pone de manifiesto una escasa capacidad de afrontamiento y regulación de las emociones. Quienes cierran la puerta y se van no cuentan con los recursos psicológicos para afrontar circunstancias adversas de forma madura y asertiva.

Pero... ¡¡vamos con el Test!!: Estás en casa, relajado en el sofá, sin esperar visitas. Llaman a la puerta pillándote completamente desprevenido. Es una visita inesperada, ¿ quién crees que es?

¡Advertencia! Debe ser una respuesta instintiva, sin pensar. Mire la puerta y lee los nombres de la lista inferior. Entre todos ellos, ¿quién crees que llamó a tu puerta?

¡OJO!: cuando decimos "¿quién crees que es?" no nos referimos a  "¿quién quieres que sea?" 



  1. El cartero
  2. Un pariente

  3. Un amigo

  4. Una persona que se ha equivocado

  5. Un vendedor

  6. Una visita no deseada

Como siempre, les recuerdo que las pruebas psicológicas del psicoasesor explotan el  simbolismo psicoanalítico  pero que no representan, en modo alguno, una consulta profesional.

1. El cartero

El cartero es portador de noticias, señala lo inesperado, lo desconocido. De hecho, incluso después de abrir la puerta, todavía no sabrá qué hay en su "mensaje". Si tu elección recae en el cartero, eres una persona muy flexible, que no le teme a lo inesperado y que se adapta a cada situación.

Eres muy polivalente y sobre todo asumes tus responsabilidades sin culpar a los demás. Eres un soñador: ¿qué habrá en la carta del cartero? Tu mente soñadora te llevará a fantasear incluso antes de tomar la carta de la mano. El cartero que llama a la puerta y la acción de abrirla indica una apertura al cambio, novedad y renovación. Quieres un soplo de aire fresco en tu vida.

2. Un pariente

Un pariente es una figura definida de manera abstracta, puede ser tanto un padre como un abuelo. Personas que han sido parte de nuestro desarrollo emocional y que son, de alguna manera, una extensión de nuestro yo. Aquellos que han pensado instintivamente en un familiar están pasando por un período de especial vulnerabilidad y tienen una necesidad oculta de protección. El familiar representa el "vínculo" el que pudo (o pudo haber) tranquilizado, ¡lo que necesitas ahora es tranquilidad!

Esta elección también denota la necesidad de dejar atrás el pasado: perdonar un mal sufrido, cesar todos los rencores y confinar el dolor al pasado. Una visita inesperada de un familiar simboliza conflictos no resueltos y un fuerte deseo de resolución.

3. Un amigo

El amigo representa la apertura al mundo. Si bien los lazos parentales son primordiales, la amistad representa una evolución emocional, una cierta emancipación lograda con la madurez. Eres una persona jovial, muy abierta al mundo y sociable. Los amigos saben que pueden contar contigo, incluso si te describen como de " temperamento" .

Es una persona que está disponible y que ama profundamente su independencia, no puede soportar las limitaciones y no acepta compromisos. Eres franco, prefieres decir lo que piensas y eso no siempre te hace alimentar las simpatías de los demás. Estás muy proyectado hacia la comparación pero no siempre estás dispuesto a cuestionarte y siempre quieres afirmar tus razones.

4. Una persona que se ha equivocado al llamar a tu puerta

¿Están llamando a tu puerta? "¡Debe haber algún error! ¡No me buscan! ".
Para no tener una  intromisión  en tu intimidad, tu instinto te lleva a creer que podría ser un error. Como os explicamos en la introducción, la puerta representa la fusión entre el mundo interno y externo. Al señalar un error, resaltas tu aptitud para el cierre: eres introvertido, solitario y no te gusta compartir tus cosas con los demás.

Quizás esta elección esté dictada por tu desconfianza, tu experiencia te lleve a no confiar en la gente y a labrar tu propio espacio circunscrito muy personal. Sin embargo, esta elección te impide abrirte al mundo que podría llevarte a una evolución inesperada, ¡pero no te gustan tanto las cosas inesperadas! Odias lo inesperado y te gusta lidiar solo con lo que ya conoces.

5. Un vendedor

El vendedor suele ser una persona molesta, que llega en cualquier momento y quiere imponer su presencia para atender las compras más dispares. A nivel simbólico, el vendedor evoca la intrusión, el control, la ruptura de fronteras ya delineadas con dificultad.

En tu vida hay una persona que limita tu autonomía y que te hace sentir, hasta cierto punto, controlado, no libre para hacer lo que realmente sientes. Ha aprendido a actuar por miedo a decepcionar a los demás, por lo que tiene dificultades para tomar decisiones por su cuenta. Eres la persona clásica a la que le encanta cambiar, te gusta acumular objetos (el último smartphone de moda o ese par de zapatos tan querido) y te gusta cuidar las apariencias.

Hay una parte de ti que siente la necesidad de emerger. Tu mente es como un contenedor de elementos que aún no han sido desenterrados y quieres hacerlo. Sientes la necesidad de liberarte de cualquier limitación y finalmente encontrar tu total y completa autonomía.

6. Una visita no deseada

Llaman a tu puerta y piensas que es una visita no deseada, ¡sin importar quién, cómo y cuándo! Eres una persona que inmediatamente se proyecta a sí misma para lo peor. Esto dice mucho de tu experiencia personal en la que has recogido una serie de malas experiencias que te han llevado a un sutil cinismo y pesimismo.

Tu elección denota un carácter ansioso, con miedo a tener que lidiar con situaciones nuevas que podrían arruinar tus patrones. Todo esto subraya una rigidez mental y un miedo fuerte: ¡no estás cerrado al mundo, sino que estás asustado por el mundo!

Si crees que tu visita no deseada es portadora de malas noticias, se señala una personalidad hipocondríaca, que teme a las enfermedades y a la muerte de sí mismo y de sus seres queridos. Por el contrario, si no enfocas tu atención en quién podría ser, simplemente pensando que quien sea es una persona no deseada, señalas una personalidad extremadamente insegura, que teme cualquier intrusión porque más que estar enfocado en el invitado, está concentrada en sí misma y en el miedo a ser inadecuada.

Cuéntanos el resultado!!!

COMPÁRTELO EN WHATSAPP CON TUS AMIGOS

Nuestras pruebas psicológicas se realizan utilizando simbolismo y teorías psicoanalíticas, sin embargo es bueno aclarar que  solo tienen un propósito lúdico  y no pueden reemplazar ningún análisis psicológico del tema. Estas valoraciones, aunque sean elaboradas según criterios estadísticos y subrayando teorías psicoanalíticas,  sólo tienen el carácter de curiosidad y entretenimiento.