martes, 21 de febrero de 2017

Decálogo que NUNCA debes seguir en la educación de tus hijos

Educar a un hijo y  ser el mejor padre es una tarea difícil porque no siempre se sabe qué dirección tomar. Aunque se tengan previstas unas determinadas pautas de comportamiento, es muy probable que, en más de una ocasión, se tenga que improvisar sobre la marcha.

Los buenos padres deben de preparar a los hijos para la vida en el esfuerzo, la autoestima y el respeto a los demás. La vida, no suele tratarnos siempre de manera positiva; por eso es necesario esforzarnos.


Tenemos que aprender a gestionar y manejarnos en las frustraciones de la vida y respetar a las demás personas. Es importante ofrecerles un modelo sano de pareja y enseñarles que la autoestima no significa ser perfecto/a sino en aceptarse con nuestros defectos y debilidades a través de la tolerancia sincera e incondicional.

Padres e hijos o hijos y padres, por lo general, están unidos recíprocamente de manera afectiva. Ambas partes desean que esa relación sea armoniosa, pero lo cierto es, que los conflictos familiares existen como en cualquier relación entre personas. Si eres un padre o madre que te toca ejercer como tal, te esto siempre presente... Todo lo demás será irrelevante:






Intenta no caer en estos 10 errores que te mostramos a continuación como decálogo que nunca debes seguir en la educación de tus hijos/as:
  1. Riele todas las tonterías, así creerá que es muy gracioso/a
  2. Desde muy temprana edad dale todo lo que desee. Crecerá pensando que es merecedor de todo cuanto le rodea y más. Pensará que sólo tiene derechos y ninguna obligación. 
  3. Deja que haga cuanto desee. Hazle su cama, ordena su dormitorio, deja que juegue cuanto quiera con los videojuegos y deja que su espíritu tirano crezca hasta consolidarse.
  4. Nunca le interrumpas. Así creerá que todo a su alrededor está a su servicio
  5. Nunca le corrijas. Algún día estará convencido de que la sociedad está en contra suya.
  6. Dale siempre la razón. 
  7. Si pide dinero, dáselo siempre. Si no pensará que hay que trabajar para obtenerlo
  8. Satisface sus deseos. Que no prescinda de nada. No vaya a ser que crezca frustrado
  9. Aplaude cuando mienta por sus notas y te hable mal de los profesores. Si no los estudios y el colegio le parecerán un calvario y claro!!, no queremos que sufra...
  10. Procura discutir siempre con tu pareja delante de tu hijo/a. De esa manera cuando la pareja esté rota lo verá normal.

No tengas duda ninguna de que si sigues estos diez consejos, más pronto que tarde tu hijo/a tendrá problemas de adaptación e incluso podrá llegar a ser un buen delincuente.

Los padres deben tener en cuenta que: 



  • La base de cualquier relación es una comunicación suficiente y efectiva. No podemos dedicar nuestra vida a apartar todas las dificultades del camino de nuestros hijos/as ni cargar con decisiones que corresponden a ellos; aunque si podemos ayudarles a afrontarlas facilitándoles la información que necesita.
  • Podemos como padres, transmitirles nuestras experiencias, pero no siempre serán aplicables a su caso. Ten presente que son otros tiempos, otras circunstancias y otras personas.
  • Nunca apoyarse en razonamientos erróneos como: "Mi hijo tendrá todo lo que yo no tuve". Transfórmalo en: "Mi hijo tendrá lo que se merece, si así lo desea"
  • Recuerda que tu hijo/a no es algo que te pertenezca ni tampoco la prolongación de tu persona, sino una persona independiente con sus virtudes y defectos. Intenta superar siempre la diferencia generacional y respetar sus decisiones.



Publicado por: Luz Plena, Educadora Social