viernes, 26 de julio de 2019

Levántate 60 minutos antes del amanecer y regula tus bioritmos


La medicina tradicional de la India, tiene como objetivo principal la unificación cuerpo-mente-espíritu. Los textos ayurvédicos recogen la doctrina médica con un carácter holístico y preventivo desde el siglo V a.C. 
A continuación recogemos la importancia de madrugar, que según la medicina ayurveda tiene para energizarnos cada día con el amanecer  y tener una vida saludable:
Levántate 60 minutos antes de que el sol aparezca en el horizonte y regula tus bioritmos: 







AL DESPERTAR
  1. Unos 90 minutos antes de que aparezca el sol en el horizonte oriental, llega al planeta (a esa parte del planeta donde esté amaneciendo) una gran oleada de energía. Treinta minutos antes de la aparición del sol, hay una segunda oleada de energía, aún más poderosa, que se precipita a través de la atmósfera. Este es el momento en que se establece la química del cuerpo en todos los seres. En este momento la sangre es menos densa y se impregna de sustancias frescas; esta renovación ocurre nuevamente a la mañana siguiente. Así pues, el primer paso y el más importante es levantarse por lo menos 60 minutos antes del amanecer y estar preparados para armonizarnos recibiendo las energías de la mañana.
  2. Las reacciones químicas se llevan a cabo mejor en vasos sanguíneos limpios. Si dormimos durante las horas del amanecer, los gases y los desperdicios (concentrados en los intestinos durante el sueño) estarán presentes al establecerse las reacciones químicas de la sangre. Si estamos despiertos y hemos vaciado los intestinos y la vejiga, el cuerpo limpio estará receptivo a la energía del amanecer y el resultado será saludable. Así pues, levántate temprano, limpia el cuerpo por dentro y por fuera y prepárate para recibir la luz de la mañana. Este es el primer tónico ayurvédico para la vitalidad corporal.
  3. No ingieras comida o bebida durante las horas previas al amanecer. Esto es un crimen contra el sistema. Tampoco comas ni bebas después del amanecer hasta haber vaciado los intestinos y la vejiga y haber lavado el cuerpo. Se sugiere no realizar una nueva ingesta por la mañana hasta que lo consumido el día anterior se haya digerido y los desechos se hayan eliminado. A lo sumo se puede beber agua si se considera necesario.
  4. Mantener un ritmo lento y pausado durante la primer hora, hora y media, después de levantarse (esto es posible si te levantas lo suficientemente pronto, 90 minutos antes del amanecer). No te apresures hacia la actividad nada más levantarte. Realiza algunas inhalaciones profundas durante unos segundos mientras estás sentado en la cama, inhalando el aire fresco matutino; hazlo de forma tranquila. Si lo deseas, puedes permanecer senta- I. Regulaciones de la mañana 17 do hasta 5 minutos sintonizando sosegadamente con el día. Levántate de la cama suavemente y ve hacia las tareas matutinas con paso tranquilo. Cuando te levantas tarde, saltas de la cama con la mente y los movimientos desordenados y te pierdes la belleza que el día te ofrece.
  5. Observa algo hermoso a medida que sales de la cama. En las escrituras sagradas hindúes, se recomiendan: un cisne de color blanco puro, un caballo, un elefante, un ave o un loto.
  6. Evita hablar durante las primeras horas del amanecer.
  7. También es bueno pasear tranquilamente en la frescura de la mañana, respirando profunda y lentamente.

DEPURAR INTESTINO Y ASEO:





  1. No pasar demasiado tiempo en el retrete. Evitar leer en el inodoro. Este es un vicio recientemente adquirido por el hombre moderno. Produce conflicto de fuerzas. Mientras que la fuerza se mueve hacia abajo para limpiar los intestinos, la lectura invierte la dirección de la fuerza hacia la cabeza.
  2. El sistema moderno de retretes agrava el problema del estreñimiento y demás desórdenes intestinales asociados. El sistema europeo del inodoro (postura sentada) convierte en innatural el proceso de descarga. Requiere mayor energía de empuje, lo que causa muchos problemas asociados. La antigua postura (la que se utiliza al aire libre) es la más natural; ayuda a empujar los gases y las heces fácilmente. Esta postura favorece la apertura del ano sin emplear la fuerza.
  3. El papel higiénico es un pobre sustituto del agua fría para limpiar el ano. El uso de agua fría tiene efectos más saludables sobre el cuerpo. Mientras el papel causa irritación y reacciones químicas, el agua fría aplicada en el ano estimula positivamente todo el sistema nervioso, incluyendo el cerebro.
  4. Recuerda que la defecación adecuada favorece: a) comer y beber b) la actividad física c) la actividad psíquica, e d) incluso hace posible la buena meditación.
  5. Recordad también que el estreñimiento es el peor enemigo de toda actividad, sea espiritual o material.
  6. Cada micción y defecación debería ir seguida de un concienzudo lavado de manos y pies con agua fría.
  7. Los pasos mencionados anteriormente respecto a las regulaciones de la mañana deben concluir con una buena ducha, ya que esta limpia el cuerpo, lo electrifica y restablece el equilibrio.
BIENESTAR:





  1. Levantarse lo suficientemente temprano y permanecer en soledad durante 30-60 minutos, analizando introspectivamente la actitud presente hacia la vida.
  2. No dejar de: Tomar una ducha después de levantarse y ponerse ropa limpia 
  3. Que haya un ritmo autoimpuesto de trabajo, comida y descanso. La capacidad de adherirse a ese ritmo favorece el crecimiento.
  4. No poner productos químicos en el cuerpo con el propósito de embellecerlo externamente. Sustituirlos por productos naturales.  
  5. Tomar un baño de aceite una vez por semana.